dimarts, 1 de desembre de 2009

Equilibrando acciones en los extremos del cromosoma


Con cada ciclo de división celular, los telómeros, que son regiones largas de ADN repetido (TTAGG), se acortan progresivamente. De hecho, cuando los telómeros alcanzan una longitud crítica, la célula ya no se puede multiplicar.


Los mecanismos por los cuales una célula regula la actividad en sus telómeros (sea positiva o negativa), es un área activamente investigada, con implicaciones directas en la comprensión del envejecimiento y el cáncer.



El telómero es alargado por una enzima llamada Telomerasa (hTERT), que está normalmente reprimida en la mayoría de las células del cuerpo. La investigación del grupo del Dr. In Kwon Chung y sus colegas de la Universidad Yonsei (Seúl, Corea) y de la Universidad Central de Florida muestra cómo controlan las células la actividad de la telomerasa, identificando unas nuevas proteínas que marcan a su compañera para la degradación: la Hsp90 es una proteína celular abundante que está incrementada en varios tumores. Se ha identificado también una segunda proteína, llamada MKRN1, que actúa en la hTERT para promover su degradación.

El incremento en la cantidad de MKRN1 en las células promueve la degradación de hTERT y ocasiona una actividad disminuida de la telomerasa. Esta degradación es aún más pronunciada en células tratadas con un fármaco antagonista específico de la Hsp90.
Estos resultados muestran que dos fuerzas antagónicas en las células humanas influencian los niveles basales de hTERT activa: la primera parte es una interacción con Hsp90 que promueve esta actividad (podemos decir que la Hsp90 participa positivamente y aumenta la longitud los telómeros), y la otra es la degradación de la proteína, mediada por la MKRN1 (concluimos que la MKRN1 acorta los telómeros), y el balance de éstas dos mantiene los niveles celulares de telomerasa.

La identificación de MKRN1 como reguladora negativa de la longitud del telómero es un descubrimiento importante para explicar cómo logran la inmortalidad las células cancerígenas. Estudios posteriores serán importantes para aclarar el modo en que la MKRN1 puede ser utilizada como blanco terapéutico para frenar la división incontrolada de las células tumorales, y por ende, el desarrollo de un medicamento anticáncer

àEnlaces a “youtube.com” sobre como afecta esto en la inmortalidad fisica.


Interesante entrevista

Interesante entrevista(2)


Fuentes