dilluns, 28 de desembre de 2009

La Comunidad Valenciana lucha contra el galápago de Florida

Desde hace media década en la Comunidad Valenciana se comenzó a activar un plan con el objetivo de reducir o , incluso, eliminar el galápago de Florida.Esta especie había sido introducida del extranjero, pero con el tiempo ha ido perjudicando a las especies propias de la zona.

Actualmente, como resultado se han cazado unos miles de ejemplares en lugares de coexistencia mutua con las otras especies y principalmente se ha buscado el objetivo de retirar los nidos para , antetodo, evitar dos factores: la propagación nuevamente y su presencia en los ecosistemas afectados.

Especie invasora.

En cuanto al efecto negativo, hay que decir que este tiene lugar sobre dos especies diferentes de galápagos autóctonos propios de la Comunidad Valenciana: Por un lado , encontramos al leproso de abundante frecuencia en ríos y embalses.Últimamente, su expasión se ha visto incrementadaen las costas de gran humidad como en Peñiscola.En resumen hablamos de una tortuga dulce.

En segundo lugar, podemos hablar de la tortuga europea que se representa sencillamente con su restricción a humedales litorales.Después de un rastreo a conciencia se localizó en marjales costeros como Cabanes o Nules.Sin embargo , aparecen dos poblaciones de capacidad limitada en terrenos interiores próximos a la costa como el río Borriol.

Finalmente,encontramos el invasor , es decir, el galápago de Florida presente en cualquier masa acuática de la comunidad, sobretodo en las marjales.De esta manera se puede determinar que es menos abundante a Alicante.

Todas se encuentran incluidas en el Catalago Valenciano de Especies Amenazadas con diferentes consideraciones.Detalladamente, fijándonos en el exótico intruso se marca como especie " Tutelada" la cual se ve obligada a controles, ya que en caso contrario se convertiría en una amenaza tanto para otras especies como para bienes.Así también, encontramos peligro sanitario.

Para finalizar , todo este asunto se resume en el mero hecho de que en un principio se arrojaban las tortugas leprosas pero al establecerse el reglamento de 2005 se prohibió su venta por el desajuste ecológico creado.Sin embargo, los comerciantes de forma peyorativa han aprovechado otro tipo de tortuga y la de Florida procedente de Estados Unidos se " ve para aburrirse" dada su gran extensión.La principal y única causa se encontra en su elevada reproducción que en la competencia esta desplazando a las especies autóctonas.

Tortuga leprosa.

En mi opinión, me gustaría decir dos cosas: en primer lugar echemos un freno a este problema y controlemos el número de tortugas de Florida,ya que principalmente la población somos los responsables de echarlas a lugares de agua sin pararnos a pensar dos veces.Por otro lado, ser duros y intransigentes con los comerciantes que no tienen miramientos.Finalmente , intentemos cuidar aquello que es propio y no pongamos en peligro más especies.

Enlace

Enlace 2: en este aparece un vídeo al final que habla sobre la situación en Madrid.