dilluns, 14 de desembre de 2009

Fármaco experimental elimina células madre del cáncer mamario

Un fármaco experimental logró eliminar a las células madre del cáncer mamario, que son un tipo de células maestras resistentes a la quimioterapia, informó un equipo de investigadores de Estados Unidos.

Estudios con animales y sobre mujeres con cáncer de pecho avanzado habían revelado que el compuesto experimental MK-0752, desarrollado por Merck & Co Inc, podía matar a esas células madre que quedan en el pecho después de la quimioterapia.
Investigadores siguen tratando de comprender el papel de las células madre de los tumores en la promoción de distintos tipos de cáncer y muchos equipos opinan que eso explicaría por qué tantos cánceres reaparecen, aún después del tratamiento con una combinación poderosa de quimioterapia y radioterapia.

"Esas células son distintas al tumor. Son resistentes a la terapia. Vuelven a crecer. Causan recaídas y metástasis", dijo la doctora Jenny Chang, de Baylor College of Medicine, que presentó los resultados durante San Antonio Breast Cancer Symposium de American Association for Cancer Research.

Un equipo de Massachusetts Institute of Technology y de Broad Institute publicó en la edición de agosto de Cell un hallazgo similar en células humanas y de ratones. En el nuevo estudio, financiado por Merck, el equipo de Chang inyectó células de tumores mamarios humanos en ratones para obtener tumores animales idénticos. Luego, el equipo estudió las propiedades específicas de las células madre del cáncer y se concentró en la vía Notch, clave para el desarrollo normal del tejido mamario

Datos muy reveladores
Chang dijo que las células madre del cáncer mamario dependían de la vía Notch para sobrevivir. El fármaco MK-0752, de Merck, es un compuesto llamado inhibidor de la gamma-secretasa que bloquea esa vía.

Al combinar el fármaco con la quimioterapia regular en los ratones, "pudimos atacar las células madre del cáncer", dijo Chang.

El fármaco también está dando buenos resultados en un estudio sobre 35 mujeres con cáncer de pecho avanzado. Las biopsias antes y después del tratamiento mostraron que reduce la cantidad de células madre del cáncer mamario.

"Vemos respuestas. Después de un período, los tumores reaparecen, pero lo más importante es que estamos atacando a esas células madre", indicó Chang.

Anunció que el próximo paso será probar la combinación con el fármaco en un estudio de última fase. "Son datos muy alentadores", dijo Max, de University of Michigan, que participó en el estudio.

"Sabemos que el fármaco se puede administrar de manera segura y con muy pocos, si los hay, efectos adversos. Sabemos que elimina a las células madre. El próximo paso lógico será conocer si realmente beneficia a los pacientes", agregó el investigador.