diumenge, 13 de desembre de 2009

La culpa de los eructos



En busca de medidas que disminuyan la emisión de gases nocivos a la atmosfera, se ha planteado el hecho de crear “ovejas verdes”. Esta, en principio, descabellada medida se está empezando a barajar debido a la elevada emisión de gases nocivos que hacen las ovejas con sus eructos. Al parecer, sus eructos contienen gas metano (CH4), el gas de más efecto invernadero, este emite 20 veces más que el CO2.

El estudio de estas emisiones de metano en el ganado ovino se está llevando a cabo en Australia, mediante la investigación de 80 millones de ovejas, se está trabajando para descubrir algún vinculo genético con este tipo de emisiones, aunque después de investigar 200 ovejas se ha “descubierto” que las ovejas que emiten proporciones más desorbitadas de metano son las que comen más y que por tanto, eructan mas. Todo un hallazgo.

Además no es la primera vez que se intenta reducir la emisión de gases nocivos mediante la “corrección” de malos hábitos de los animales, tiempo atrás científicos canadienses ya lo habían intentado mediante la reducción de las emisiones de este tipo de gases, originadas por los “gases” de las vacas.

En conclusión, esto es una forma de reducir las emisiones de gases sin que nosotros tengamos que variar nuestro modo de vida. Esto estaría bien si primero nos dedicáramos a reducir lo que nosotros emitimos en lugar de intentar reducir las cosas más naturales que hay, los inevitables gases de los animales, aunque si después de reducir nuestras evitables emisiones podemos reducir las de los animales sin hacerles ningún tipo de daño pues bienvenido sea.

2 comentaris:

Rafa Dep.BioGeo ha dit...

Aquest és un post que seria en tot cas de CTM

alex ha dit...

Pues si que es descabellado eso, en principio no me parece una cosa nada científica. Ademas me parece un error por parte de las personas, seria mas efectivo reducir lo que nosotros emitimos que lo que los animales emiten.