dilluns, 9 d’abril de 2012

Disfunción sexual por diálisis.

Las personas con insuficiencia renal crónica tienden a tener ciertas disfunciones sexuales. El estudio de estas disfunciones se han realzado mayoritariamente a hombres, aunque en esta noticia veremos cómo Giovanni Strippoli acaba de realizar estudios en los que se analizan las disfunciones en el caso de las mujeres con diálisis, llegando a la conclusión que cuatro de cada cinco enfermas padece disfunción sexual.
Así pues después de este descubrimiento es necesario que sea tratado por los médicos para mejorar la calidad de vida de las enfermas siendo necesario tratarlas para investigar en tratamientos.
La hemodiálisis, entre muchos otros síntomas provoca disfunción sexual, que cómo hemos visto ha sido estudiada con más detenimiento en el caso de los hombres y que incluso puede ser tratada con inhibidores fosfodiesterasa-5 (sildenafilo) mejorando la calidad de vida del enfermo, la novedad permanece en el caso de las mujeres. Se han consultado 659 con diálisis preguntándoles por el deseo sexual, la exitación, la lubricación, el orgasmo, la satisfacción global y el dolor. analizando también la situación en la cual se encontraban. Los resultados han mostrado que el 84% de las encuestadas reconocen padecer disfunción sexual y el 55% que no lo reconocían lo padecen. Además las pacientes europeas son más propensas a padecer dicha enfermedad así como las que no tienen pareja.
Es importante sobretodo estudiar un posible mejora para las pacientes con disfunción sexual causada por diálisis para mejorar la calidad de vida de estas pacientes y prevenir una depresión que va estrechamente ligada con este tipo de disfunción.

2 comentaris:

Unknown ha dit...

Hay buenos tratamientos que ciertos urologos en peru lo utilizan en estos casos.

Marta Antoli ha dit...

Me pareix una noticia molt interesant. Mai s'havien parat a pensar en eixes dones, en si elles podien patir disfunció sexual, es donava per fet que no. Em pareix fascinant que amb aquest estudi s'haja pogut observar que la majoria d'aquestes dones pateixen disfunció sexual, ja que alomillor a elles els donava vergonya anar dient-lo per ahí. Amb aquesta investigació s'ha ajudat molt al sector femení, i espere que es prenguen conseqüències per a millorar la vida d'aquestes dones.