dimarts, 10 d’abril de 2012

Claves contra el VIH

Los resultados publicados por primera vez en 2009 con respecto a una vacuna contra el VIH disminuyó el riesgo a padecer la infección en un 31,2%. Ahora un grupo de investigadores publica cuales fueron los mecanismos inmunes que hicieron que la vacuna redujera el riesgo y cuales hicieron que no resultara eficaz.
Para ello, se estudiaron los casos infectados con VIH y los que no y así vieron las claves para que la vacuna RV144 funcionase. Los que tenían niveles altos de un cierto anticuerpo, el IgC, tenían menos riesgo de contraer el virus, mientras que los que tenían niveles elevados de otro anticuerpo diferente, el IgA, no obtenían ningún beneficio después de la vacunación. Así pues esto permitió saber según los naticuerpos como reacciona cada paciente a la vacuna, lo que permite analizar la efectividad de la vacuna.
Aunque este trabajo ha obtenido muchas ventajas en cuanto a la investigación han sido criticados por el coste económico que suponen y porque aun obteniendo nuevos datos esta vacuna aún no es totalmente efectiva.
Así pues en esta noticia vemos como más que crear una vacuna eficaz se ha investigado en cómo debería ser esa vacuna contra el VIH. No olvidemos que este es un primer paso para lograr la vacuna definitiva, que guiará a los investigadores en su búsqueda.