dimarts, 28 d’octubre de 2008

La primera replica de un corazón humano hecho con materiales orgánicos.


Ha sido presentado por parte de un equipo de investigadores franceses el primer corazón totalmente artificial fabricado con materiales orgánicos que evitan la coagulación de la sangre y regula los fluidos de forma automática.Este responderá a las necesidades de pacientes que sufren de un infarto masivo o que no tienen acceso a un corazón humano y les permitirá tener una vida normal", aseguró el profesor Alain Carpentier, médico del hospital Georges Pompidou de París y director del proyecto.

El corazón artificial ha superado ya los ensayos clínicos en animales y en bancos de ensayo artificiales, por lo que se considera que hay que pasar a la fase industrial para poder probarlo en humanos.La cual cosa llevará unos dos años contando todo el proceso técnico y la burocracia.

Este nuevo corazón resuelve los dos principales problemas a los que hasta ahora se habían enfrentado las prótesis cardiacas artificiales.

Al contacto con materiales artificiales, la sangre crea coágulos de sangre que multiplican los riesgos de accidentes cardiovasculares pero con esta nuevo prótesis esto no sucede. Por otro lado, esta prótesis está dotada de captores electrónicos y de un complejo sistema electromecánico que detecta la posición en la que se encuentra el paciente,además de la presión venosa y arterial ligada a su actividad, por lo que adapta la frecuencia cardiaca y el fluido a las diferentes situaciones al contrario que sus antecesores.

El instrumental que incluye el corazón se ha inspirado del que se usa en la fabricación de tecnología punta para aviones y satélites, puesto que parte de la financiación del proyecto corre a cargo del consorcio europeo EADS.

La prótesis ideada por los médicos franceses tendrá una duración de "al menos" cinco años en su primera fase, aunque los científicos aseguran que en los desarrollos sucesivos su vida aumente hasta alcanzar los 20 años.

La principal limitación de la prótesis está ligada a su sistema de alimentación, ya que funciona con baterías que deben ser recargadas cada cinco o seis horas, aun se piensa que con la actualidad este sistema puede conseguir una mayor autonomía.
Para más información sobre la noticia pulse aquí.

1 comentari:

Rafa Mollà ha dit...

Tal i com es diu al post, la millora clara en aquest cor és la utilització de materials que eviten la coagulació de la sang (la qual té lloc en entrar en contacte amb materials no biològics), i sobretot en el fet que sembla un"cor intel·ligent" ja que s'adapta directament a l'activitat del pacient, pressió sanguínia, etc