dimecres, 29 d’octubre de 2008

Teoría del color


El pasado otoño fue cálido y seco en Nueva Inglaterra. Los amantes de la vegetación aseguraron que la paleta cromática otoñal era monótona y llegaron a la conclusión de que el cambio climático está acabando con los colores otoñales.
Los científicos no están tan seguros. Comparar la intensidad del color de un año a otro “es muy difícil”, según afirma el ecólogo John O’Keefe, de Harvard Forest, Massachusetts. Incluso encontrar el factor que determina el cambio de color es motivo de debate. “Tenemos nuevas ideas, pero todavía es un misterio”, asegura el botánico David Lee, del Jardín Botánico Tropical Nacional.
Ahora los investigadores estudian cómo el cambio climático afecta al color de un año a otro. Revisan la aparición de los tonos otoñales e instalan Webcams en los árboles para medir la intensidad. Por ahora sólo saben que las temperaturas más cálidas han retrasado unos pocos días el espectáculo otoñal.
No hay pronósticos para este año, pero una cosa es cierta: el tiempo atmosférico desempeña un papel importante. La sequía puede volver las hojas pardas y hacer que caigan antes de tiempo, por otro lado, los días nublados pueden retrasar la creación del característico pigmento rojo.
Probablemente el estallido del color se debe a los días más cortos, las noches más frías y un sol abundante.
A continuación, se muestran las características más típicas de los diferentes colores de las hojas d los árboles:

VERDE: es el color de la clorofila, una sustancia química que permite a las hojas transformar el dióxido de carbono en azúcares.

AMARILLO: normalmente se oculta bajo el verde, y se hace visible cuando la clorofila decae en las hojas viejas.

NARANJA: si los pigmentos rojos recién producidos no son dominantes, se mezclan con el amarillo incipiente.

ROJO: ¿Por qué cuando las hojas envejecen despliegan energía para conseguir este tono? Quizá para repeler la puesta de huevos de los insectos o para proteger los nutrientes de los daños producidos por el sol y que el árbol pueda recuperarlos.

3 comentaris:

Stefanny ha dit...

La verdad, últimamente no me había fijado en si cambian o no las hojas de color, asi que es bueno saber que uno de los factores que intervienen en su pigmentación es el cambio climático. Un artículo muy interesante Belén.

Elena Martínez ha dit...

El cambio climático es como ya sabemos una de las principales causas que está llevando a cabo el deterioro del planeta.
A pesar de ello, todavía no somos lo suficientemente conscientes de la medida en como esto afecta al medio ambiente. Un ejemplo de ello seria el cambio del color de las hojas de los árboles. Efecto del cual pasamos más desapercibidos o incluso ni conocemos, que como a dicho Belén se produce por las repercusiones que el cambio climático efectúa en el tiempo atmosférico (dando lugar a sequías, humedades...),afectando tanto al color como a la composición de las hojas.
Siempre viene bien conocer un poco más sobre todos esos efectos que provoca el cambio climático, para ser conscientes que se trata de un impacto ambiental que se produce a nivel global y que nos afecta a todos.

Francisco Rambla ha dit...

Noticia vàlida per al teu dossier.