divendres, 1 de maig de 2015

El epigenoma de páncreas humanos

Un nuevo estudio internacional realizado por la Universidad Pablo Olavide de Sevilla y con la participación del CSIC, ha identificado el epigenoma de las células precursoras de páncreas humanos. Es decir, han descubierto los interruptores que activan los genes productores de células pancreáticas . Con este estudio se incrementará el uso de células de páncreas creadas en laboratorios a partir de células madre humanas que abrirá nuevas puertas para el desarrollo de técnicas de medicina regenerativa.



El páncreas es un órgano productor de enzimas y hormonas cuyo papel es fundamental para la vida porque controla la digestión de los alimentos y los niveles de azúcar en sangre. Un fallo en la realización de sus funciones puede provocar enfermedades como la diabetes o incluso en casos extremos la muerte.  Por tanto, a partir de células madre se podría realizar una regeneración del páncreas. Aunque previamente sería necesario conocer como se forma el páncreas durante la embriogénesis.

Aunque todas las células poseen la misma información genética, cada una de ellas se genera mediante la activación de unos determinados genes. Esta activación depende de las instrucciones recibidas por el genoma que enciende o apaga los genes de forma selectiva cuando es necesario. Con este estudio han podido identificar el epigenoma de las células precursoras de páncreas humanos, estas son las encargadas de generar todos los componentes celulares del páncreas.
En este estudio también se ha realizado una comparación entre el epigenoma de las células del páncreas de embriones humanos y el epigenoma de células del mismo tipo creadas en el laboratorio observando que son muy parecidos.

Por otra parte, el estudio de estas instrucciones ha permitido demostrar que la vía de señalización Hippo, implicada en el control del tamaño de los órganos y que cuando no está regulada puede provocar varios tipos de cáncer, es necesaria para el correcto crecimiento de los precursores pancreáticos.
Los resultados del estudio han podido ser comprobados en peces cebra.

Para más información: aquí
Esta noticia se puede incluir dentro del temario de Biología de 2º de bachillerato en el Tema 15 (Los genes y sus funciones) y el Tema 16 (Mutaciones y manipulaciones genéticas).