dissabte, 16 de maig de 2015

Células cancerosas que dejan de comportarse como tales



Según observaciones llevadas a cabo por investigadores de la Universidad de Georgetown (EEUU) una densa aglomeración de células cancerígenas puede hacer que estas dejen de comportarse como tal. Este cambio en su comportamiento viene dado como resultado de la activación de una vía celular la cual limita el tamaño de los órganos.

En una primera observación se descubrió que las células cancerosas aglomeradas eran menos efectivas a la hora de invadir tejidos sanos que cuando estas células se desarrollaban en entornos mayores. Más tarde comprobaron que este espacio abarrotado propiciaba la activación de la vía molecular llamada Hippo, un mecanismo biológico de gran antigüedad que limita el tamaño de un órgano. De esta forma, las células cancerígenas poco aglomeradas no activan a Hippo, lo que les confiere una libertad para crecer sin control dentro del órgano. La molécula responsable de activar la vía Hippo es llamada YAP.

Este hallazgo puede dar pie a nuevas y potentes formas para acabar con la mortalidad actual del cáncer, pero para esto habría que encontrar un método para poder controlar la vía Hippo a nuestra voluntad. Los experimentos realizados hasta el momento muestran que esta vía es común a diferentes tipos de cánceres como : el cáncer de mama, próstata, páncreas y pulmón.

Dado que muchos cánceres entran en metástasis en una fase muy temprana podría realizarse, gracias a este descubrimiento, un fármaco basado en la vía Hippo. Esto mejoraría mucho las oportunidades de supervivencia  de los enfermos, ya que la metástasis suele ser mortal.

Para más información: Aquí

Esta noticia la podríamos relacionar directamente con el apartado de Biología Molecular del temario de Biología de Segundo de Bachillerato.