dimecres, 20 de maig de 2015

Una prueba de ADN señala un 30% de discapacidades intelectuales ocultas


Según un análisis realizado por la empresa Sistemas Genómicos se ha detectado una prueba capaz de analizar una batería de 505 genes relacionados con la discapacidad intelectual. Esta, esta siendo usado por diversos hospitales.
La genética de la discapacidad intelectual complica su propio diagnóstico, llegando incluso a que casi le mitad de las personas que lo padecen no sepan nuca el origen de su problema. Esto puede ser provocado por la alteración en un gen que conlleve a síndromes diferentes. Otra opción es que el mismo síndrome se active por distintos genes. Finalmente también se llega a decir que puede ser ocasionado por una modificación genética producida en diversos pacientes.
Se conoce que gran parte de los orígenes de estos problemas perjudican a la inteligencia, la capacidad de ser autónomos y de relacionarse.
El panel representado daría lugar al aumento del 30% la capacidad de diagnosticar los casos de discapacidad intelectual.
Un examen preciso permite adivinar la evolución del paciente según vaya creciendo. Además puede servir para crear tratamientos específicos para las personas afectadas.
El panel incluye todos los genes relacionados con esta discapacidad. Unos 180 síndromes, trastornos de migración neuronal...
La mayoría de las alteraciones tienen lugar en el cromosoma X, estos implica que la incidencia en la discapacidad intelectual sea superior en los hombres.
Esta nueva técnica empleada es complementaria a los métodos empleados hasta el momento.



Para más información aquí