dissabte, 16 de maig de 2015

El placer y el dolor en el cerebro

El celebro esta compuesto pues una gran cantidad de conexiones neuronales, así pues hay enfermedades/trastornos como la ansiedad, la depresión o la adicción a las drogas que podrían estar originadas en la conexión entre lo doloroso y lo positivo.Tal es el punto de relación que pueden llegar a anularse. Esto nos lleva a que su desequilibrio es el que provocaría este tipo de trastornos.
Un equipo de neurólogos del MIT analizaron en directo el cerebro de ratones que experimentaban placer o dolor a través de la avanzada técnica de neuroimagen llamada optogenética

Los resultados obtenidos han demostrado que los circuitos que controlan el placer y el dolor están conectados y son capaces de anularse. Esto significa que tras una experiencia negativa se debilita también la otra capacidad y por tanto a nuestro cerebro le cuesta más procesar sensaciones positivas tras una negativa y al contrario.

Resultat d'imatges de conexiones neuronalesEn conclusión, esto demuestra que hay una conexion entre la amigdala basolateral (asociada al dolor/medio) y el núcleo accumbens (asociado al placer/recompensa), la cual se comporta como un péndulo. Además el estrés crónico y la ansiedad grave pueden conducir a la depresión, debido a que los circuitos del dolor o el miedo están hiperactivos. 

Fuente de información: Muy interesante

1 comentari:

Elias Solakis Tena ha dit...

Es una noticia interesante y de actualidad que podría ayudar en varios campos de la psicología. Es cierto que a lo mejor hay que revisar la ortografía, pero por lo demás es un post muy completo. Lo más interesante es que se puede llegar a la conclusión de porque la depresión es una enfermedad y no un estado de ánimo como muchos creen, esto se explica con el efecto péndulo que se comenta en el texto. Muy buena Eva!