dissabte, 30 de gener de 2010

Se implanta en Canarias la primera empresa de selección de embriones

El diagnostico genético preimplantacional, comúnmente conocido como "selección de embriones", es el estudio del ADN de embriones humanos para seleccionar los que cumplen determinadas características o eliminar algún tipo de defecto congénito.

Dicho estudio tiene diversos objetivos que se encuentran en polémica actualmente. Entre ellos destacamos la finalidad de evitar enfermedades en niños recién nacidos, ayudar a mujeres de avanzada edad a llevar a cabo el nacimiento de un hijo, ayudar a un hermano que padece alguna enfermedad congénita, conocido como "niño medicamento" o, por último, el más polémico de todos; la selección de características físicas o psíquicas, así como la inteligencia del bebé o la medida de este, este fenómeno se conoce con el nombre de "bebé de diseño".


Todos estos objetivos ya son posibles en España gracias a una empresa, situada en el arxipiélago canario, llamada "Sistemas Genómicos Canarias", la cual permite realizar diagnósticos para determinar las probabilidades de padecer patologías como el Alzheimer, el cáncer o incluso enfermedades raras, las cuales pueden ser la causa de muertes o problemas a lo largo de la vida del embrión.

Pedro Alberto Pérez-Andreu, gerente de dicha empresa, junto con Xavier Vendrell, médico especializado, han asegurado que ofrecen, además de diagnósticos del mapa genético de familias interesadas, el deseo de tener hijos sanos a través de las técnicas de selección embrionaria.

En cuanto a la polémica a cerca de este tipo de intervenciones, ambos encargados han afirmado que todo está aprobado por la legislación y, por lo tanto, hay que destacar el impedimento de utilizar este método para conseguir tener un "bebé de diseño", ya que la legislación española no permite dicha selección con esta finalidad, así como tampoco está permitido el rechazo al "hijo creado", llevar a cabo el proceso sin tener factores de elevado o grave riesgo o la mezcla de óvulos y semen de distintos donantes, entre muchas otras aparentes en la ley 35/1988.

Su coste oscila entre los 200 o 300 euros, ya que depende de el tipo de mutación y de la enfermedad a la que se exponga el embrión.
Vendrell explica que hay diversas demandas de enfermedades como el Síndrome de Marfan, cardiopatías congénitas, Síndrome de Down o fibrosis quística, todos estos con un bajo porcentaje de éxito por el momento.

Una vez más y como en todas las noticias relacionadas con los cambios realizados sobre el ser humano, esta alternativa a alarmado a muchos, del mismo modo que, actualmente y en futuro próximo podrá formar parte del sueño de muchas familias. Por el momento sólo queda esperar y ver el resultado de una interesante propuesta como lo es esta.



Enlaces a la noticia:

ABC.es
laopinión.es

Noticias relacionadas:

elpaís.com

1 comentari:

Roxana ha dit...

Un post muy interesante Andrea. Estoy de acuerdo con esta técnica si así se evita una herencia genética no deseada o salvar a un hermano. Sin embargo, no veo adecuado la elección de embriones por una cuestión meramente caprichosa. Yo tengo claro que no lo haría... Bueno aquí te dejo un web relacionada http://www.bebesymas.com/noticias/bebes-a-la-carta