diumenge, 31 de gener de 2010

Insomnio crónico en jóvenes entre 16 y 25 años.


El insomnio es uno de los trastornos más comunes. Se presenta de varias formas como es el insomnio inicial (dificultad de conciliar el sueño), insomnio intermedio (despertase durante la noche frecuentemente) y el insomnio terminal (despertarse muy temprano).

La dificultad de dormirse o falta de sueño, impide el descanso nocturno que el cuerpo necesita para su recuperación y disminulle la capacidad de sentirse activo durante el día.
Algunos factores propensos al insomnio son: el estrés, los hábitos irregulares del sueño, la ansiedad, el consumo de sustancias excitantes del sistema nerviosos, los malos hábitos alimentarios, los efectos secundarios de los medicamentos entre otros.

En la Universidad Autónoma de Madrid ha realizado un estudio que demuestra que el 10% de los jóvenes entre 16 y 25 años sufren de insomnio crónico. La ansiedad, la depresión, las dificultades para concentrarse, la mayor irritabilidad, la fatiga diurna, entre otros, son los síntomas que presentaban.

Los investigadoes afriman que los jóvenes vespertinos presentan más riesgo de tener insomnio, lo que les hace más vulnerables al insomnio crónico. Por otro lado, los insomnes tampoco pueden dormri durante el día, debido a su activación fisiológica y emocional.

Este porcentaje que se acerca al de adultos que sufren insomnio crónico (6-15%) es preocupante. Y aunque su respuesta no es sencilla, este estudio ha demostrado que probablemente el cronotipo (que puede ser matutino o vespertino) y la hiperactivación jueguen un papel muy importante en el insomnio de los jóvenes.


Insomnio