diumenge, 24 de gener de 2010

Avances en el tratamiento de la Esclerosis múltiple

La Esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad desminielizante, neurodegenerativa y crónica del sistema nervioso central que daña las células. Aunque por el momento no se ha encontrado cura, existe medicación eficaz y la investigación trabaja a cerca de ello, consiguiendo un gran avance.





Los pacientes sufren desde muy jóvenes los signos de esta enfermedad y deben ser tratados durante todo la vida. Es por esto, la gran importancia de instaurar un tratamiento precoz para frenarlo desde el principio.


Las fibras nerviosas que entran y salen del cerebro están envueltas por una membrana que permite la conducción de los impulsos eléctricos; vaina de mielina, sin la cual los nervios están desprotegidos y los impulsos se trasmiten de forma inadecuada. A diferencia de otras enfermedades, esta vaina no puede regenerarse por sí misma, dañando los nervios de forma irreversible.



Txomin Arbizu, de la unidad de esclerosis Múltiple del hospital de Bellvitge, asegura que evitar la pérdida de mielina y la degeneración de los axones es el principal objetivo.



Actualmente, los neurólogos recurren al interferón beta-1a intramuscular o al natalizumab, también relacionado en la enfermedad de Crohn. En la actualidad, es posible disminuir hasta un 70% sus brotes.
Expertos de la LXI reunión anual de la sociedad española de neurología constatan que en nuevos agentes biológicos es posible una mejora de la esclerosis múltiple, pero lo fundamental es conocer la causa de la enfermedad. Los especialistas creen en el conocimiento genético y en la identificación de los factores medioambientales como origen o causa de su desarrollo, así como en el aporte de vitamina D o malos habitos.


Como ya hemos señalado anteriormente, existen factores hereditarios y ambientales. Se conocen más de los primeros; alrededor de, aproximadamente, un 15% de los enfermos tienen algún familiar que sufren la misma enfermedad. En cuanto a las variaciones climáticas, se desconocen las causas, pero, curiosamente, uno de cada 2000 individuos que pasan la primera década de su vida en climas templados y uno de cada 10000 nacidos en climas tropicales manifiestan Esclerosis Múltiple.





Sus síntomas y signos neurológicos son tan variables, que tanto los pacientes como los médicos pueden pasar por alto su diagnóstico. Aun así, existen síntomas variados en esta enfermedad, como: hormigueo en las extremidades, tronco o cara, visión doble, ceguera parcial o dolor localizado en un ojo, visión nublada y pérdida de la visión central (neuritis óptica).
Otros síntomas se manifiestan mediante cambios emocionales o mentales.

Es una enfermedad que en ocasiones origina síntomas aislados o, también, puede ocurrir que estos empeoren al cabo del tiempo.
Los síntomas agudos pueden controlarse con la administración de corticoides.






Los expertos hablan...
Pese a cansarse con facilidad y tener unas limitaciones, las personas que padecen dicha enfermedad, pueden llevar una vida activa. Equitación, bicicleta estática, paseos o natación son algunos de los consejos que pueden ayudar y contribuir a mantener una salud cardiovascular, muscular y psicológica.







Enlace a la notícia
Enlaces interesantes: