divendres, 22 de novembre de 2013

Radiación liberada por Fukushima amenaza la costa oeste de América del Norte.


   El terremoto de magnitud 8.9 que sacudió la costa noreste de Japón en el año 2011, fue proclamado el mayor temblor que padeció Japón en 140 años y el quinto más fuerte en el mundo. Este temblor provoco un tsunami con olas de hasta diez metros, que arraso todo a su paso.
Como consecuencia, millones de personas perdieron su vida quedando sepultadas bajo el agua del tsunami. Las provincias más afectadas por el seísmo fueron Iwate, Miyagi y Fukushima.

   En una de las provincias, esta la central  nuclear de Fukushima Daiichi  que experimentaba una emergencia nuclear tras tener un problema con la refrigeración de uno de sus reactores. Al parecer, en la sala de control del reactor se registro un nivel de radiactividad mil veces superior al normal. Se cuenta que la central activó,tras la sacudida el sistema de emergencia autónomo, pero la inundación lo estropeó. Sin electricidad, fallaron los sistemas de refrigeración y los núcleos empezaron a sobrecalentarse. Se recurrió a agua del mar para evitarlo, pero no bastó. De hecho hoy en día  300 toneladas de agua radiactiva de la central nuclear de Fukushima entran en el Océano Pacífico y la fauna sufre las consecuencias de la radiación.

    A continuación veremos 9 signos más preocupantes de que la costa oeste de América del Norte está siendo  afectada por la radiación nuclear de Fukushima : 
  •  En primer lugar,  según el Servicio Geológico de EE.UU, a decenas de oso polares se les ha detectado alopecia a lo largo de la costa de Alaska. Por otro lado, focas y morsas están sufriendo daños en la piel . En la actualidad se sigue estudiando este problema.
  • A lo largo de la costa de California se ha detectado una epidemia de muertes de lobos marinos.
  •  La población de salmón rojo  se encuentra en escasead a lo largo de la costa del Pacífico de Canadá y Alaska.
  • A lo largo de la costa oeste de Canadá muchos peces sangran por sus branquias, vientres y ojos.
  •  Expertos encontraron altos niveles de cesio (un isotopo radioactivo soluble en agua sumamente tóxico) en el plancton de las aguas del Pacífico.
  •  En California se tomaron muestras de 15 atunes rojos y todos estaban contaminados con radiación de Fukushima.
  • En 2012  fue hallado un porcentaje muy alto de cesio en los peces que Japón vendía a  Canadá.
  • Se ha registrado un fuerte aumento en los niveles de radiación de las aguas subterráneas bajo la accidentada planta nuclear de Fukushima. El líquido desprende una fuerte radiación beta.
  • Se calcula que los altos niveles de cesio se registrarán en cada rincón del Océano Pacífico en 2020.

Para estabilizar el problema en la central nuclear de Fukushima, TEPCO, la operadora de la central, dos años y medio después ha empezado el proceso de extracción de las barras de combustible de la piscina de uno de los reactores de la planta, un primer paso en su desmantelamiento que podría desencadenar otra crisis si se comenten errores.



Fuentes :

 http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/11/18/actualidad/1384771058_066449.html
                 http://actualidad.rt.com/actualidad/view/109473-senales-contaminacion-fukushima-costa-eeuu-pacifico
               

1 comentari:

Iulia Gabriela Neagoe ha dit...

Una noticia muy interesante y bastante bien redactada. Es increíble el desastre mundial que un pequeño fallo podría causar. Esto demuestra que los sistemas de seguridad nunca son suficientes y deberíamos aprender que los seres humanos no podemos controlar siempre la naturaleza. A esto, deberíamos concienciarnos de que estas situaciones suponen un riesgo tanto para nuestra generación, como para las venideras. Creo que deberíamos cuidar más nuestro entorno antes de que sea demasiado tarde.