dijous, 23 de febrer de 2017

¿Una proteina que proporciona la aparición de enfermedades neurodegenerativas?


Investigadores del laboratorio Laz-Lab del Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM), centro mixto de la Universidad de Valladolid (UVa) y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas-CSIC, y del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL) han llevado a cabo un proyecto conjunto en el que se ha demostrado que la apolipoproteína D (ApoD) se trata de una proteína que  facilita la aparición de enfermedades neurodegenerativas así como el envejecimiento.

Para demostrarlo, se han hecho experimentos en mamíferos como las ratas e invertebrados como la mosca del vinagre. En los experimentos, se ha analizado la respuesta de las células de los individuos frente a la absorción de esta proteína, que actúa en los lisosomas, encargados de la digestión y degradación de los desechos celulares.

En esta imagen podemos ver la estructura de esta apolipoproteína D (ApoD).
Este descubrimiento tiene una gran importancia en el entendimiento de el funcionamiento de esta proteína así como del sistema nervioso, ya que ahora se conoce una de las posibles causas de enfermedades como el párkinson, el alzhéimer, la ataraxia e incluso el cáncer, así que ya se ha dado el primer paso para encontrar una posible cura a estas y otras enfermedades hasta ahora impredecibles e incurables en los que actúan los lisosomas y, por tanto, la proteína ApoD. Es decir, se ha encontrado el nexo entre las distintas enfermedades y gracias a ello podrán ser investigadas para tratarlas.

Pero, ¿será posible ralentizar e incluso frenar el envejecimiento? De momento se está llevando a cabo una investigación sobre esta proteína, que aunque sin duda nos puede resultar útil para encontrar el origen de algunas enfermedades,  aún estamos lejos de alcanzar la “inmortalidad” tan deseada por los humanos.

Si quieres saber más información sobre esta noticia publicada en Agencia SINC, pincha aquí.