dilluns, 21 d’abril de 2008

Genes letales

Los genes sufren procesos de mutación y otros procesos de reorganización de manera que se presentan en formas diferentes con unas variaciones en su secuencia denominadas alelos.
Hay un tipo de alelos que son los denominados alelos letales, los cuales son alelos mutantes que causan la muerte de los individuos.

Hay dos tipos de alelos letales, el dominante,que es aquel que causa la muerte en heterocigosis (condición de heterocigota) y el alelo letal recesivo,que es aquel que causa la muerte en homocigosis (condición de homocigota).

Un alelo letal dominante nunca será heredable porque el individuo que lo posee nunca llegará a la madurez y no podrá dejar descendencia. Los alelos letales dominantes se originan por mutación de un gen normal y son eliminados en la misma generación en la que aparecen. Por el contrario, los genes letales recesivos quedan enmascarados bajo la condición de heterocigosis y en un cruzamiento entre heterocigotos la cuarta parte de los descendientes morirán.

En estos hay un gen esencial (aquellos que al mutar pueden resultar en un fenotipo letal), el gen para el color amarillo del cuerpo en ratones. El color amarillo es una característica codificada por AY. Ratones genotípicamente AYAY no son viables y mueren antes del nacimiento. Los ratones AY A son amarillos y ratones A A son no amarillos. Aquí se puede observar la explicación acerca de este hecho en los ratones con el complemento de este esquema. El funcionamiento de este proceso, está relacionado con las leyes de Mendel, que son un conjunto de reglas primarias relacionadas con la transmisión por herencia de las características que poseen los organismos padres y transmiten a sus hijos; este mecanismo de herencia tiene su fundamento en la genética.

Información extraída de aquí, aquí y del libro de Biología.


Héctor Ramírez Castillo