divendres, 25 d’abril de 2008

Un método más rápido para detectar mutaciones causantes de enfermedades

Alexander Star, investigador de la Universidad de Pittsburgh, y sus colaboradores de Nanomix, Inc., una empresa afincada en California, han desarrollado unos dispositivos con nanotubos de carbono, capaces de encontrar mutaciones en genes, causantes de enfermedades hereditarias. Este método es más barato y más rápido que las técnicas convencionales.

Los nanotubos de carbono son láminas enrolladas de grafito de sólo unos pocos nanómetros de ancho (similar al ancho de una molécula de ADN). Los investigadores utilizaron las propiedades eléctricas de estos nanotubos para encontrar en el gen una mutación concreta que causa la hemocromatosis hereditaria, una enfermedad en la que se acumula demasiado hierro en los tejidos corporales.

Según Star, profesor adjunto de Química en Pittsburgh: “La compatibilidad de tamaño entre el detector y las especies detectadas (en este caso, moléculas de ADN) hace que este enfoque sea muy interesante para un futuro desarrollo de métodos electrónicos sin marca”.