dimecres, 2 d’abril de 2008

Un novedoso mecanismo que regula la fijación de CO2 en las plantas

Un equipo de investigadores de la Universidad de Essex ha descubierto un nuevo mecanismo que regula la fijación de dióxido de carbono en las plantas, que depende en gran medida de la luz solar. Dado que la cantidad de luz solar varía durante el día, las plantas deben emplear un mecanismo que les permita variar la rapidez con la que capturan el dióxido de carbono de la atmósfera. De este modo se garantiza la producción continua de importantes metabolitos de las plantas, especialmente azúcares. El dióxido de carbono se convierte en azúcares a través de un proceso denominado Ciclo de Calvin.

El estudio demuestra por primera vez cómo influyen las variaciones de la luz ambiental en el Ciclo de Calvin. Se ha observado que dos enzimas importantes en este ciclo, PRK y GAPDH, se unen cuando disminuyen los niveles luminosos. A mayor oscuridad, mayor formación del complejo PRK y GADPH y por tanto mayor lentitud del Ciclo de Calvin. Por otra parte, en condiciones de alta luminosidad, los complejos enzimáticos se disgregan rápidamente, acelerando el ciclo de producción de azúcares.

Este estudio mejora el conocimiento que tienen los científicos del proceso de fijación de CO2, que en última instancia puede facilitar el desarrollo de plantas con mayor cantidad de biomasa para uso como alimento y combustible.

1 comentari:

violeta pitarch ha dit...

Esta noticia explica que el estudio sobre las investigaciones sobre la incorporación del dióxido de carbono en el Ciclo de Calvin que se produce en la fase oscura de la fotosíntesis todavía esta abierto a nuevas aportaciones de los científicos.
Es una buena noticia, para ampliar los conocimientos que muestra el libro sobre el Ciclo de Calvin.