divendres, 5 de març de 2010

El daño en la parte frontal del cerebro afecta a nuestra habilidad para responder rápidamente ante un estímulo


Un estudio llevado a cabo en la Universidad de Granada ha dado la conclusión de que todos aquellos pacientes que presentan una contusión en la frente o,mejor dicho, en la corteza prefrontal derecha.Con esto, las respuestas del cerebro se ven afectadas y dañadas y , por ello,se ve una tardía en los aspectos de respuesta casi immediata, como para acelerar el coche.

Es decir, como conclusión han extraído que un accidente cerebral de este estilo afecta nuestra capacidad de poder reaccionar ante un estímulo de forma rápida.
Sin embargo, estos pacientes mantienen intactas las habilidades de preparación temporal de carácter más automático, lo cual abre nuevas posibilidades a nivel terapéutico.Es decir ha acciones de carácter más rutinario.

Por otra parte, tenemos que decir que el trabajo ha sido publicado por la revista Brain y llevado por Mónica Triviño, Ángel Correa,Marisa Arnedo y Juan Lupiáñez.Todos integrantes de la Universidad de Granada.Lo realmente curioso reside en que ha sido solamente realizado un estudio sobre las bases neurales de orientación.Además,también se han tenido en cuenta otros factos relaciones como el intervalo o los efectos secuenciales.Sin embargo, también se han servido de pacientes sanos para establecer diferencias.
Proceso en funcionamiento

Se basaba en la recepción de una señal informativa que daba a conocer un estímulo, al cual había que responder tarde o pronto y , luego, la manipulación de la respuesta obtenida.Como resultado,hubo obtención de todo tipo de señales tanto válidos como inválidos.Y claramente, los resultados de carácter negativos fueron detectados en las personas con lesión frontal,por los demás eran todos óptimos.Lo mismo ocurrió con el facto del efecto de intervalo de preparación, mientras tanto los efectos secuenciales fueron la excepción global.






Como conclusión, los investigadores están pretendiendo también analizar los problemas de impulsividad y se están proponiendo adaptar ritmos a estos pacientes para facilitar una respuesta.