dimarts, 9 de març de 2010

La luz del día,un remedio para el insomnio de los adolescentes


La falta de la exposición solar puede ser uno de los causantes del retraso del sueño, ya que con esta deficiencia se produce un retraso en la segregación de la hormona melatonina.



No dormir las debidas horas de sueño en los adolescentes es un tema preocupante para los padres, profesores y especialistas, pero parece ser que el remedio a este transtorno es mucho más sencillo de lo que se creía, ya que se ha publicado un nuevo estudio en la revista 'Neuroendocrinology Letters', el cual desvela uno de los motivos causantes de que los jóvenes "mantengan los ojos como platos" hasta altas horas de la noche. Así pues estos comprobaron que este transtorno era causado por la escasa exposición de la luz del día.



Conocemos que los jóvenes tienen problemas para conciliar el sueño y la razón de que estos chicos y chicas tengan estos problemas para dormir, es que el ritmo cardíano de su cuerpo se modifica en la pubertad y esto les lleba a dormirse más tarde y a levantarse por las mañanas más tarde también. Y gracias a este estudio realizado por los investigadores del Programa de Iluminación del Instituto Politecnico del Centro de Investigación Rensselaer , en Berlín (Alemania), se ha podido afirmar que el retraso en el inicio del sueño se debe a la falta de la exposición de la luz.

Esta investigación consistió en la participación de 11 estudiantes que utilizaron durante cinco días unas gafas especiales que evitaban la longitud de la onda corta , es decir, la luz azul y con esto, los autores en la investigación, recopilaron la información sobre el sueño de los participantes y pudieron comprobar que este hecho hizo que todos ellos tuvieran un retraso de 30 min en el inicio del sueño.

María Figueiro, autora principal de este ensayo afirmó que a medida que los adolescentes pasan más tiempo en zonas interiores perdiendo horas de la luz esencial, hacen imposible el estímulo en el sistema biológico, el cual regula el ciclo del sueño (vigilia) ya que al no recibir luz diurna, la producción de melatonina se retrasa (hormona encargada de indicar al cuerpo cuando es de noche). Toda esta información se puede constatar porque durante el experimento, sus autores comprobaron que la aparición de dicha hormona se retrasaba seis minutos por cada día que estos tenían limitada la exposición a la luz azul.


Esto es muy importante para la salud de los estudiantes pero desafortunadamente la mayoría de escuelas, institutos, etc; no disponen de luz adecuada para la sustitución de la luz azul, ya que ni cuentan con la luz eléctrica adecuada ni disponen de zonas donde llegue la luz del día necesaria para estimular al sistema circadiano que regula la temperatura corporal, estado de alerta, el apetito, las hormonas y los patrones de sueño ya que esta es imprescindible para que nuestro cuerpo conozca todos los momentos del día y todas sus necesidades.

Noticia aquí

Más información sobre los transtornos del sueño: aquí