dimecres, 3 de març de 2010

Hacer ejercicio físico moderado mejora la calidad de vida de las personas con fibromialgia



El Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol (IDIAP Jordi Gol) conjuntamente con el Parque Sanitario de San Juan de Dios y la Fundación San Juan de Dios para la Investigación y la Docencia, tienen en marcha un estudio para evaluar la mejora en la calidad de vida en pacientes con fibromialgia a través del ejercicio físico, la relajación y la información sobre la enfermedad


Antes que nada, recordar que la fibromialgía es una enfermedad que comprende una serie de síntomas y trastornos músculoesqueléticos , cuyas características fundamentales son el dolor persistente, fatiga extrema, rigidez de intensidad variable de los músculos, tendones y tejido blando circundante, y un amplio abanico de otros síntomas incluyendo psicológicos, dificultades para dormir, rigidez matutina, dolores de cabeza y problemas con el pensamiento y la memoria.

Este estudio se trata de una enseñanza educativa, en la cual intervinieron 216 pacientes en grupos de 19 personas. Estos grupos recibieron clases con información sobre la enfermedad, información sobre medidas posturales y ejercicio físico, y realización de terapia de relajación. Estos pacientes fueron observados durante 12 meses.

Este estudio fue realizado para ver como reaccionaban los pacientes ante este nuevo sistema fundamentado en esta educación educativa que era para mejorar su calidad de vida y por otra parte, comparar el grado de dolor que obtenía un paciente que realizaba esta enseñanza frente a otros enfermo que solo seguía el tratamiento habitual.

Actualmente, no se conoce un remedio para curar del todo esta enfermedad, de modo que lo que se pretende disminuir el dolor, la disfunción muscular y la impotencia funcional secundaria causada por la fibromialgía.


''Resultados del estudio''

Los resultados que se pudieron obtener de este estudio, demostraron que aplicando este método los síntomas de esta enfermedad mejoraron a corto plazo. Por otro lado, se legó a la conclusión de que utilizando esta educación sanitaria de forma continuada se puede conseguir una mayor autonomía en los pacientes, suponiendo esto una menor dependencia del sistema sanitario.

En la actualidad, la prevalencia de la fibromialgia entre la población residente en el Estado español se sitúa entre el 2 y el 4%, siendo 9 veces más frecuente en las mujeres.


FUENTE: SINC