diumenge, 7 de març de 2010

LA FIEBRE, PEOR DE LO QUE PARECE


El estado febril, más comunmente conocido cómo fiebre, es concebido por muchos cómo un paso natural en la vida de todo ser humano, especialmente durante la etapa de la infancia.
Esta creencia, si bien suele ser acertada en la gran mayoría de casos, no debería ser considerada una verdad absoluta, puesto que en algunas ocasiones puede ser síntoma de dolencias graves.

La presencia de fiebre es una señal de que algo no va bien en el organismo y sus causas pueden ser muy variadas: presencia de virus, infecciones provocadas por bacterias, enfermedades metabólicas y autoinmunes, etc.
Cuándo uno o varios de estos factores tienen lugar el hipotálamo, encargado de regular la temperatura del organismo, reacciona aumentando la temperatura de este. El aumento de la temperatura es especialmente peligroso en niños cuándo esta alcanza los 40º a pesar del uso de fármacos, y en ancianos con cualquier tipo de doloencia crónica.

Podéis encontrar un extenso análisis de la fiebre en la siguiente dirección.

2 comentaris:

Noel ha dit...

Me ha parecido un post muy interesante ya que todos hemos sufrido enfermedad y , como consecuencia fiebre. En mi caso debo de ser la persona que más veces ha estado enferma con fiebre, además he tenido 3 veces en torno a 40º de fiebre (las tres veces por neumonía).
Por eso me parece que se debe cuidar que las personas, en especial los niños, no sufran fiebre muy altas.

Os dejo un link en relación a este tema, la fiebre en la infancia; escrito por la Dra. María Cecilia Pagani (Medica Familiar - Instructora de la Fundación
Ecomed)

Sergio ha dit...

Al igual que a comentado Noel anteriormente, esta enfermedad la hemos sufrido todos algunas veces. Y actualmente no se le da mucha importancia a esta, ya que es común que alguien sufra de vez en cuando esta enfermedad. Pero como bien dice este post, habría que darle mas importancia a la fiebre, ya que puede ser una señal de la incubación de una enfermedad mayor o de que algo no va bien en el organismo.