dissabte, 6 de març de 2010

SÍNDROME DE DOWN Y DYRK1A


De sobra son conocidas por todos las deficiencias de aquellos que presentan un cromosoma extra en el par 21, más conocidos como síndromes de Down.

Dichas deficiencias (rasgos físicos característicos, intelecto limitado...) tambien incluyen una memoria visuo-espacial muy mermada respecto a alguien sin este síndrome (un ejemplo sencillo de memoria visuo-espacial sería, por ejemplo, el popular juego Simon)

Es precisamente esta anomalía el eje central de una investigación que ha desembocado en un nuevo hallazgo a la hora de entender y, quizá en un futuro, tratar el síndrome de Down.


Partiendo de la base en la que las neuronas encargadas de este proceso fallan de alguna forma en su cometido, se empezó a investigar el llamado "gen DYRK1a" dada su implicación directa con dichas neuronas. Las investigaciones resultaron ser concluyentes: la sobreexpresión (o, si lo preferís, la repetición) del gen DYRK1a es la culpable de la falta de memoria ya nombrada, haciendo que la recuperación pase por el control del gen.


Podeis seguir esta noticia a traves de SINC