diumenge, 14 de març de 2010

La paja del arroz pudre el agua de la Albufera y mata miles de peces


Esta noticia es reciente y está relacionada con la Albufera de Valencia.Haciendo referencia , sobretodo, a la fauna de la Comunidad, la cual se ha visto gravemente afectada.Hay que decir que no es una noticia de término general, sin embargo tiene una importante transcendencia.

Las acequias que envuelven la albufera se han visto contaminadas y asqueadas por un olor fuerte y penetrante que como hemos dicho ha envuelto El Palmar.La primera hipótesis o sensación fue la suposición de que un vertiente de carácter químico había provocado este desastre.Todo se debía a la imagen mostrada en los lugares acuáticos que estaban negros ,putrefactos y como infectados.

No obstante, lo más preocupante y trágico ha sido la contemplación de miles de peces muertos que flotaban en la superficie de las aguas residuales.Principalmente, las conocidas carpas.En resumidas cuentas, se había extendido una ausencia e inexistencia de vida.

A pesar de todo,el problema fue ocasionado por la putrefacción de la paja de arroz a causa de las inundaciones sobre los campos de arrozales.Estas inundaciones se han acusado sobretodo por el largo período que han durado.Además, como resultado tiene lugar una fermentación que expulsa metano, el cual se encarga de acabar con la vida en el agua.Por otro lado, también cabe mencionar la gran indignación que manifiestan los vecinos, los cuales ven afectada notablemente la fuente turística que alimenta sus vidas.



Sin embargo, esta problemática radica en un problema conocido con anterioridad, el cual se basaba en la tomada de decisión de si quemar o no la paja de arroz debido a el valor costoso del proceso y la fuerte emisión de CO2 que no podían permitir.


Situación momentánea

A pesar de todo, para adaptarse a la situación, los barqueros han tomado la decisión de modificar las rutas acuáticas y justificarse ante las preguntas y mala impresión que se llevaban los turistas.

Otro dato llamativo, es que algunos pescadores han retirado los " monells" (redes verticales para cazar) , con los cuales cazan las anguilas, ya que están todas muertas.Es más, centenares y centenares han perecido.Además, los problemas y la mala suerte no terminan ahí, ya que de estos peces se alimentan otros que al contaminarse acaban muriendo y afavoreciendo más el impacto contaminante.

En conclusión,los vecinos reclaman un movimiento rápido para acabar con la tregua que tanto les perjudica y , mientras tanto, se sirven de sus propias manos para hacer todo lo posible.

Noticia La noticia incluye un vídeo.