dijous, 4 de març de 2010

¿Genes sexuales en los autosomas?

Probablemente de nada se habrá hablado tanto como de esto en el mundo de la biología: ¿en que se diferencian hombres y mujeres?


















Físicamente está bastante claro, pero la cuestión es por que se dan esas diferencias corporales en individuos de distinto sexo.

Con el descubrimiento de los cromosomas sexuales se vio donde estaba la diferencia entre hombres y mujeres. XX o XY, esto es lo que nos hace ser mujer o hombre respectivamente (en casos especiales XXY, XXX, e incluso X0, como hemos visto en clase).

Más adelante, se dio por cerrada la discusión con el hallazgo de las hormonas sexuales, las que se encargan de diferenciarnos físicamente y recalcar las características masculinas o femeninas del individuo en cuestión.
















Pues bien, se ha vuelto a abrir la veda de la diferenciación sexual con una investigación realizada este mismo año.
Una investigación que afirma que las hormonas y los cromosomas sexuales no son los único encargados de decidir si somos hombre o mujer.

Dicho estudio ha visto que durante el proceso previo a la implantación del embrión en el útero, cuando aún no hay ningún tipo de actividad hormonal ni existe determinación sexual, se aprecian grandes diferencias en la expresión de un tercio de los genes del individuo, una parte de ellos hallados en los cromosomas sexuales, pero la mayoría en los autosomas.

Esto se cree que puede ser debido a una respuesta al estrés padecido por las células en función de sus cromosomas sexuales.

La información de este estudio puede ayudar a la hora de diseñar tratamientos a enfermedades ligadas a un sexo concreto y entender la probabilidad de su aparición; datos muy útiles para tratamientos de terapia genética, entre otros.

Otro dato interesante que se ha visto es que cuando la situación es estable, la probabilidad de que un embrión con expresión genética masculina y uno femenino se implanten son iguales, pero en condiciones más complicadas se puede facilitar la implantación de un genero determinado.

Ya sabemos algo más del por que de la diferenciación entre hombres y mujeres. Su uso para escoger el sexo del embrión en embarazos asistidos o para eliminar enfermedades ligadas a un sexo solo son algunos de las gran cantidad de usos que se le pueden otorgar a un descubrimiento muy interesante.

Fuente: sinc