dissabte, 15 de maig de 2010

Diógenes vive al lado



Vivió como un vagabundo en las calles de Atenas, convirtiendo la pobreza extrema en una virtud. Se dice que vivía en una tinaja, en lugar de una casa, y que de día caminaba por las calles diciendo que "buscaba hombres honestos", llevando consigo poco más de un manto, un báculo y un cuenco...


Todos conocemos a la perfección casos que sufren la extraña enfermedad del "Síndrome de Diógenes", actualmente conocido como "hoarding"pero muy poco conocemos la raíz de dicha enfermedad.

Se trata de un trastorno que esconde importantes marcas psiquiátricas. Lo más curioso es que nos parece una enfermedad novedosa pero fue en la década de los 60 cuando se comenzó a investigar a cerca de este extraño patrón de conducta.

Los afectados son personas mayores de 65 años que acumulan objetos sin uso en sus casas y que se convierten en seres apartados de la sociedad. Además, afecta a 1,7 pacientes por cada 1000 ingresos hospitalarios.

Hay que destacar que esta asociado intimamente a la depresión, ya que se trata de un trastorno obsesivo-compulsivo y, aunque parezca que este tipo de problemas son "cosas de la psicología" el problema va más allá y también los medicos se ven implicados en su tratamiento.


En el campo de la medicina el termino "obsesión" esta asociado a un pensamiento, un impulso o una imagen que se presenta de forma repetida y que el individuo que la padece la vive como algo inadecuado y sin sentido. El hecho de no sentirse parte de esta es lo que le impulsa a la obsesión, representando una ansiedad constante.
Su tratamiento se basa en fármacos que anulan este estado mental, pero no se conoce demasiado sobre ello y la terapia médica parece no ser suficiente.


Lo que más me ha llamado la atención es la implicación de los animales con este trastorno, ya que ellos son considerados un objeto más.

No podemos decir que hay muchos estudios sobre el origen de la enfermedad, el Síndrome de Diógenes con animales ha sido escrito por agentes de la Humane Society of the United States y por personal de protectoras de animales. Curiosamente, las mujeres tienden más a acoger gatos y los hombres tienen mayor obsesión con los perros. Los autores especularon con la idea de que estas personas estaban adoptando un papel de padres con los animales que explicaría su negativa a desprenderse de ninguno de ellos, incluso habiendo buenas casas dispuestas a adoptarlos. Muchos argumentaron que sus animales les daban un "amor desiteresado y sincero", y tendían a personalizarlos y humanizarlos. En todos los afectados se confimó una convicción absoluta de tener un don especial para comunicarse con los animales, la afirmación de que la policía o las protectoras eran incapaces de darse cuenta de lo bien que los estaban cuidando, y consideraban que salvar animales era la finalidad de su vida. Es muy típico además que la infancia de estos enfermos estuviera llena de animales como resultado de una vida familiar caótica, inestable y con carencias afectivas.

Lockwood (1994) llevo a cabo un estudio en que un pequeño número de estos casos pueden explicarse como zoofilia, y en ellos los animales sirven para obtener placer sexual.

Aunque se trata de un trastorno poco reconocido por la sociedad, ha sido gracias a la prensa por lo que nos llegan algunas notícias que nos sorprenden.
Una de las últimas consecuencias conocidas ha sido localizada en Navia, donde el piso de una mujer que lo padecía ha ardido en llamas, poniendo en peligro la vida de las demás personas del edificio. Todo esto nos alarma, pero la medicina y la psicología no avanzan nada en este tipo de casos, más graves de lo que parece a los ojos de la sociedad.

enlaces a noticias:
videos relacionados: