diumenge, 16 de maig de 2010

Hablar con mamá por teléfono puede aliviar el estrés

Un estudio realizado demuestra que la voz de una madre funciona como un abrazo para regular las hormonas en los cerebros de las chicas.

En la Universidad de Wisconsin-Madison, los científicos afirman que las hijas estresadas experimentan una reducción significativa en los niveles de cortisol ( una hormona del estrés) debido a la exposición a la voz de la madre.

Los investigadores notaron que con esta intervención madre-hija parecía estimular un cambio sumultáneo en los niveles de oxitocina( la llamada hormona del amor).

Se observó el hallazgo entre un grupo de niñas entre 7 y 12 años que se confrontó inicialmente con la resolución de una serie de problemas matemáticos y con intervenir públicamente frente a extraños. La tarea promovió un aumentó en los niveles de cortisol y el inicio del estrés.

Estas niñas fueron divididas en 3 grupos: unas con sus madres, otras hablando con su madre por teléfono y otras fueron expuestas a un video diseñado para no suscitar una respuesta emocional.
En estos dos primeros grupos respectivamente, las niñas obtuvieron un alivio sustancial y duradero del estrés y la ansiedad.

En este tipo de estudios o pruebas no actuaron niños ya que el equipo de investigación sugirió que la regulación del estrés puede cambiar según el sexo y las mujeres podrían fortalecer sus vínculos sociales como respuesta al estrés, mientras que los hombres podrían optar por una estrategia de huir o luchar.