divendres, 14 de maig de 2010

La televisión se come nuestras neuronas.

Unos estudios realizados por los investigadores de la Universidad de Montreal y de la universidad de Michigan ha demostrado que la televisión tiene un impacto negativo en los niños a largo plazo. Los menores que pasan gran parte de su tiempo delante del televisor a largo plazo reducen su rendimiento académico, sus notas en matemáticas son inferiores y son más propensos a adoptar malos hábitos de vida. Dos de estos estudios han demuestrado que los que ven mucho la televisión tienen más problemas socioemocionales como en atención en clase. Presentan menos habilidades a la hora de memorizar y expresarse oralmente.

Con estos estudios determinaron el impacto que produce la televisión durante los dos primeros años de vida de 1.314 menores que participaron en esta investigación.

Cuando cumplieron los 10 años se estudió su rendimiento académico, sus hábitos de vida, desarrollo psicosocial y su índice de masa corporal.

Los datos revelaron que disminuían su participación en clase un 7% y el 6% en matemáticas, el 10% de ellos rechazados por sus compañeros, el 13% reducía su actividad física, el 9% consumía aperitivos y su Índice de Masa Corporal era de un 5% mayor.


Es por eso que frente a los resultados de estos estudios debemos ser conscientes de lo negativo que puede ser para los niños pasar más tiempo del recomendado frente al televisor. Todo tiene su justa medida.




Noticia

2 comentaris:

Inma ha dit...

Es cierto que como añade Marta al final de post todo esbueno en su justa medida, y aunque ya se han publicado varios estudios que dicen que ver más tele de la que toca no es bueno ,muchos niños siguen haciendolo y no se dan cuenta de que esa actividad en un principo tan inofensiva puede crearle problemas varios años depues. un post interesante.

Rafa Mollà ha dit...

Exacte, no abusar , i segur que hi haurà menys problemes, i també es podrà treure alguna cosa positiva