dissabte, 8 de maig de 2010

Diseñan una prótesis para sustituir los huesecillos del oído medio

Algunos de los problemas que se desarrollan en el oído son las infecciones o las alteraciones congénitas, las cuales acaban produciendo dificultades en la transmisión de los sonidos o , lo que es lo mismo, problemas para poder escuchar.Para ser más exactos el problema se da el oído medio donde se conecta la membrana timpánica con la ventana oval.No obstante, los daños o mal funcionamiento se dan por la mala vibración de los ligamentos que unen los huesecillos.

Hay que añadir que esta deficiencia en los elementos osiculares se conoce como hipoacusia.Por ello, los investigadores han encontrado un método basado en el uso de una prótesis para solucionar la avería funcional y restablecer la acción de los huesos sustituidos.

Estudio concluido

En este campo de la ciencia humana , científicos de la Universidad de Valladolid han estado trabajando en el problema mencionado y , por el momento, diferentes prótesis se han elaborado en función del reemplace.(Así por ejemplo, si hay que cambiar el estribo se usa una prótesis del yunque a la ventana oval.)
Problema a resolver

Sin embargo, las dudas surgen cuando se debe cambiar todo el conjunto de huesos para instaurar una prótesis que abastezca toda la función.Como consecuencia, las más desarrolladas todavía no han alcanzado la perfección y en cuanto a la forma no hay un acople completo, ya que son rectas.Se debe a que el ser humano presenta el oval de manera excéntrica.

Este fenómenos se debe a que unen el tímpano con la ventana oval por detrás de la membrana timpánica y, además, cuando se produce la cicatrización se desplazan respecto de la posición incial.Dos problemas de interés.

Solución

Para poder salvar la posición que se necesita han ideado una prótesis que adquiere una forma arqueada y con un complemente añadido que consiste en un amarre en forma de "U", el cual se abraza al mango del martillo para fijarla.
Por otro lado, la mejora se ve completa ya que esta unión permite obtener una contracción muscular más eficiente que se traduce en la inteligibilidad del sonido para captar con mayor facilidad.El material empleado es titanio y los resultados son comparables a los de un oído sano.