dilluns, 3 de febrer de 2014

Celulas embrionarias

Hace un año un investigador de origen japonés llamado Shinya Yamanaka protagonizo un avance en la medicina regenerativa al lograr un retroceso de las células adultas humanas hasta alcanzar un estado embrionario, todo esto a causa de la inserción de cuatro genes en estas.
Hoy en día  un equipo de científicos del Centro Nacional de Investigaciones Oncologicas (CNIO)utiliza este método para rejuvenecer  las células dentro del propio organismo adulto, por ahora probado en ratones, sin necesidad de recurrir al cultivo in vitro. Un trabajo nuevo publicado hace unos días en la revista Nature ha vuelto ha revolucionar el campo de la biomedicina al devolver las células adultas a los 5 días de edad con solo sumergirlas en un preparado acido.
Este trabajo llevado a cabo por un equipo de japoneses y americanos ha demostrado que introducir una célula adulta en una solución muy acida, con un ph muy bajo, puede hacer que esta vuelva a un estado similar al embrionario. Se trata de la primera prueba de que un estimulo externo puede reprogramar las células somáticas de los mamíferos y capacitarlas para crear tejidos nuevos a imitación de las plantas.
Los que han realizado este experimento han tardado 5 años en obtener resultados definitivos. En sus experimentos tomaron células sanguineas de ratones y las expulso a multitud de  ambientes hostiles los resultados dieron que en soluciones acidas las células poseían características similares a las de las células embrionarias ya que estas se introducían perfectamente en todos los tejidos del nuevo organismo,incluso en las capas de la placenta.
Al no requerir manipulación genética de la célula esta técnica pasa a ser como la mas barata, segura, simple y rápida hasta ahora, lo que la podría convertir pronto en una realidad medica.


1 comentari:

Estela Salvador ha dit...

Gran post,con mucho interés ya que conseguir transformar células madre adultas en células embrionarias puede ser un gran descubrimiento para tratamiento y cura de enfermedades. Muy bien!