dissabte, 22 de febrer de 2014

Un componente antibacteriano en el ajo

Como ya se sabe, el ajo contiene una sustancia anti bacteriana muy resistente.
En un nuevo estudio se han descubierto las propiedades de esta substancia. El compuesto anti bacteriano del ajo, neutraliza a la bacteria resistente a base de paralizar su sistema de comunicación. 

En esta investigación se ha demostrado que el ajoeno impide que la bacteria expulse un ramnolípido nocivo, el cual provoca la destrucción de glóbulos blancos del cuerpo y destruye a las bacterias.

El ajoeno apoya y mejora el tratamiento con antibióticos convencionales. La nueva investigación lo ha demostrado claramente en biopelículas cultivadas en el laboratorio y en ensayos en los que se utilizaron ratones. Descubrieron que al mezclar el ajoeno con medicamentos el resultado era mucho más efectivo.

El descubrimiento fue una gran noticia pero tiene un pequeño inconveniente, el ajo contiene tan poco ajoeno que habría que comer unos 50 al día para alcanzar el efecto deseado.

 El uso terapéutico del ajoeno pasará por tanto por su aislamiento y su producción industrial en las cantidades y dosis adecuadas.