dilluns, 3 de febrer de 2014

El cambio climático incrementa los parásitos en las aves.




Desde las últimas décadas el cambio climático se ha convertido en una gran amenaza para las aves. La quema de combustibles fósiles, la destrucción de los bosques... han provocado el aumento de la temperatura en el planeta en un promedio aproximadamente 0,6°C en el siglo XX y, sólo entre 1970 y 2004, las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del calentamiento global crecieron un 70%.



Desde Laponia hasta el norte de África 37 investigadores europeos  han recopilado grandes bases de datos para comparar los registros de abundancia y prevalencia de 89 poblaciones de parásitos  para evaluar la influencia del cambio climático, en particular el aumento de la temperatura, en la interacción entre el parásito y el ave hospedadora.

Las conclusiones apuntan a que el ascenso de la temperatura conlleva un incremento general de la prevalencia de parásitos, además de que el cambio climático puede afectar a la reproducción y condición corporal de las aves debido a los cambios fenológicos, es decir, a cómo el clima y el tiempo atmosférico afectan a los fenómenos biológicos de los animales.  

En un periodo de 10 años los científicos han podido observar un porcentaje más alto de aparición de los parásitos sanguíneos, clasificados en protozoos, parásitos de las plumas, dípteros, pulgas y ácaros. El aumento de la abundancia de parásitos afecta de manera negativa al tamaño de la puesta de los huevos, la cantidad de pollos nacidos y la condición corporal del ave. Así, los parásitos en las plumas  perjudican gravemente el vuelo de las aves.

3 comentaris:

Estela Salvador ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Estela Salvador ha dit...

Molt bon post!I si voleu un poc més d'informació :

http://prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=2340831&Itemid=1

Raquel Catalán ha dit...

Me parece un buen post, ya que a España llegan muchas de estas aves.
Una nueva investigación ha revelado que los aumentos en las precipitaciones y los cambios en la estructura vegetal en los bosques argentinos, han provocado un aumento de parasitismo de larvas de mosca en las aves que anidan.
Esta es una mala noticia para la diversidad de las especies de aves migratorias, ya que se ven gravemente afectadas.
Y todo esto como bien ha dicho Sara es a causa de el incremento de la temperatura por el cambio climático.