dijous, 20 de febrer de 2014

La modificación de las células inmunitarias pueden mejorar la Leucemia Linfoblástica

   Investigadores del Memorial Sloan Kettering Cancer Cente (EE.UU) han publicado en la revista Science Translational Medicine, un método para el tratamiento contra el cáncer de leucemia linfoblástica aguda. Además ayer 19 de febrero fue publicada en la página de noticias SINCE.

   El experimento se realizó a 16 personas con leucemia linfoblástica, de las cuales un 88% logró una anulación completa después del tratamiento con diferentes versiones genéticamente modificadas de sus propias células inmunitarias. Por lo tanto, se pudo observar como este tratamiento es un herramienta eficaz para los pacientes que han agotado todos los tratamientos convencionales. 

  
  Los pacientes con este tipo de leucemia de células B (B-ALL), posee un complicado tratamiento debido a que la mayoría de los pacientes recaen. Del mismo modo, estos pacientes presentan pocas opciones de tratamiento, sin un trasplante de médula, no son muchos los que tienen alguan esperanza de supervivencia  a largo plazo.

   Este tratamiento consiste en darles a los pacientes sus propias células inmunes modificadas genéticamente, recibiendo el nombre de células T. Estas células se han modificado para que puedan reconocer la proteína CD19 que poseen las células cancerosas.

   Como consecuencia de los resultados obtenidos, se han puesto en marcha estudios adicionales para determinar si la terapia celular puede ser aplicada a otros tipos de cáncer, así como también si los pacientes con B-ALL se beneficiarían de recibir inmunoterapia específica como tratamiento primario. 

Para visitar la página principal haga clic aquí.

   Para concluir esta noticia tiene mucha importancia porque el método utilizado en estas personas con leucemia ha dado muy buenos resultados. Además si en un futuro este mismo tratamiento se puede aplicar a los demás tipos de cáncer, sería genial, ya que se evitaría la utilización de otros métodos más dañinos como pueden ser la quimioterapia y la radioterapia.