dissabte, 8 de febrer de 2014

Se descubre una gran cantidad de vesículas extracelulares producidas por microbios marinos

Las cianobacteiras marinas son los motores de los ciclos biogeoquímicos y nutricionales que existen en la Tierra. Además de esto, unos científicos han descubierto una gran abundancia de estas cianobacterias en el mar que producen vesículas que sirven de alimento para varios organismos marinos. Además, estas vesículas contienen ADN, lo que las convierte en una vía de transferencia genética dentro de grupos de bacterias. Un equipo de investigadores han descubierto una gran cantidad de vesículas extracelulares relacionadas con los dos tipos de cianobacterias más abundantes: Prochlorococcus y Synechoccocus.



Estas vesículas ya habían sido descubiertas hace años pero el hallazgo de tales cantidades en mares de tan diferentes concentraciones de nutrientes han dado con sigo nuevas investigaciones.El nuevo análisis metagenómico de las vesículas tomadas del agua de mar reveló ADN de una amplia gama de bacterias, lo que sugiere que la producción de vesículas es muy común en muchos tipos de microbios marinos. 

El Prochlorococcus perdió la capacidad de neutralizar ciertas sustancias químicas, y depende de las bacterias no fotosintéticas para descomponer esas sustancias que de otro modo actuarían como toxinas. Es posible que la emisión de vesículas sea una forma indirecta de evitar este problema, al ayudar al sustento de microorganismos que le defienden. De este modo, la relación entre el Prochlorococcus y esas bacterias sería mutuamente beneficiosa.

Para ver la noticia pincha aquí.