dissabte, 27 de febrer de 2016

UN NUEVO HALLAZGO, UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Un equipo de científicos de nacionalidad china utiliza por primera vez una técnica quirúrgica experimental que se antepone al método tradicional y mejora los resultados de las cataratas en infantes menores de dos años de edad.

Los prestigiosos investigadores de la Universidad Sun Yat-Sen de Guangzhou, en China utilizan las células madre del propio paciente para regenerar la lente del ojo con menos complicaciones.



Los inicios en el desarrollo de esta novedosa técnica se remontan al trabajo con ratones en el que observaron que la mutación del gen Bmi-1, que se expresa en las células madre de la lente, obstaculizaba la proliferación de estas células y provocaba la aparición de cataratas. 
Por ello, los investigadores implantaron una técnica que consiste en retirar la lente dañada manteniendo las células madre.
 Al ver que esto era posible aprovecharon su capacidad para regenerar una nueva lente. 
Así lo comprobaron en ratones y macacos y, por último, en 12 bebés de hasta dos años ya que en personas adultas esto no es factible.Los autores del artículo de Nature explican que los pacientes se recuperaron de la incisión en la lente en un solo mes y que mejoraron la visión.


Bebé con cataratas.


Un conocido investigador de la Universidad de San Diego (EE UU) afirma lo siguiente: “esto significaría que si con el tratamiento anterior un paciente podría ver solo la E grande en una tabla optométrica, ahora podría ver hasta las letras más pequeñas”. 
Zhang, el científico que dirigió la investigación, reconoce que el número de niños que han participado en el estudio es demasiado pequeño y que para que el tratamiento se generalice debe ser necesario el paso de un par de años.

¿Y usted qué opina acerca esta nueva técnica? ¿cree que podrían mostrarse efectos secundarios?

Si quiere saber más sobre esta noticia pulse aquí.