divendres, 26 de febrer de 2016

EL ANILLO MÁGICO

Un estudio financiado por el Instituo Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos ha comprobado el funcionamiento de un tipo de anillo vaginal que sería capaz de reducir las infecciones de VIH.

El proyecto se conoce como Aspire y su objetivo es el de aumentar las distintas formas de prevenir enfermedades de transmisión sexual, en este caso una de las que más afecta a las personas.

Se demostró que el riesgo de contraer el virus disminuyó un 27% en la población general y hasta un 61% en mujeres mayores de 25 años.

El anillo fabricado con silicona debe colocarse en la vagina y ser cambiado cada 4 semanas. La clave de dicho anillo no es por supuesto la silicona sino el fármaco antirretroviral que contiene y que es liberado constantemente.

Jared Beaten, experto de la Universidad de Washington en Seattle, comenta la importancia de este proyecto gracias al cual se puede tener una alternativa más para evitar el VIH.