dissabte, 26 de novembre de 2016

¿Posible futura cura al cáncer?

China ha iniciado, por primera vez en la historia, el primer ensayo en humanos del sistema de edición genómica CRISPR, que permite editar y modificar secuencias de ADN de las células con mucha precisión y de manera rápida y sencilla. El equipo liderado por el oncólogo Lu You, de la Universidad de Sichuan, inyectó, el pasado 28 de octubre, a un paciente con cáncer de pulmón células modificadas para combatir la enfermedad. Los primeros resultados se conocerán en seis meses.
El equipo de Lu extrajo glóbulos blancos del enfermo y modificó las células utilizando el sistema CRISPR que permite cambiar y sustituir partes de la información genética como si de unas tijeras se tratase. 
La duda está en la seguridad y los posibles efectos secundarios del tratamiento, porque se desconoce si las células modificadas solamente atacarán a las cancerígenas o también a las sanas. Su equipo probará la técnica con nueve personas, más a corto plazo, que también sufren cáncer de pulmón y que, tras haberse sometido a tratamientos como radioterapia o quimioterapia, su estado no ha mejorado. 
En marzo de 2017, un equipo de la Universidad de Pekín planea hacer pruebas similares para combatir los cánceres de vejiga, próstata y riñón pero aún no han conseguido la aprobación del proyecto ni la financiación para sacarlo adelante.
El sistema CRISPR ha revolucionado a la comunidad biomédica por su aparente facilidad de uso y eficiencia en comparación con otras herramientas anteriores. En su origen está el científico español Francisco Mojica que descubrió en el ADN de unos microbios en las salinas de Santa Pola (Alicante) unas secuencias que servían de defensa contra los virus. Estas cadenas podían ser modificadas al antojo de los investigadores abriendo una infinidad de oportunidades en el campo de la manipulación genética. Pronto se sabrá si la lucha contra las enfermedades como el cáncer está entre ellas. 

Esta noticia es de gran interés porque podemos encontrarnos ante la cura al cáncer, enfermedad por la cual mueren muchas personas hoy en día. También puede pasar que, aunque finalmente no funcione este método, se pueda ir modificando para que finalmente sea factible. Otro aspecto a destacar es que el origen de este gran avance venga de parte de un científico español. Por último, sólo nos queda esperar a ver como reaccionan los pacientes y, ojalá, que de aquí a unos meses nos lleguen buenas noticias respecto a este ensayo. 

Esta noticia está relacionada con los temas de bioquímica y mutaciones y manipulaciones genéticas de 2º de Bachillerato.

Fuente de la noticia aquí.

3 comentaris:

Dani ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Dani ha dit...

El CRISPR es como una herramienta de corta y pega genético, el origen se encuentra en 1987 cuando se publicó un artículo en el cual se describía cómo algunas bacterias (Streptococcus pyogenes) se defendían de las infecciones víricas. Estas bacterias tenian unas enzimas que eran capaces de distinguir entre el material genético de la bacteria y el del virus y, una vez hecha la distinción, destruían el virus. Tal y como cita el post, el español Francisco mojica fue pionero en esto.

Aunque el tema de experimentar con pacientes humanos es uno delicado y que todavía no sabemos los efectos secundarios que pueden aparecer, opino que en los casos en el que el paciente ya tiene el "no" por respuesta se debería probar este sistema siempre que la persona en cuestión haya dado su aprobación, para así poder avanzar en la búsqueda de una cura.

Aquí dejo un video en el que se explica como funciona este sistema https://www.youtube.com/watch?v=2pp17E4E-O8

Oscar Tena Marin ha dit...

El problema del cáncer se encuentra en los telómeros, extremos del cromosoma que protegen el material genético. Los telómeros de las células cancerígenas no envejecen, que es lo común en el resto de células. Esto se debe a la telomerasa, que mantiene las células jóvenes evitando así que mueran naturalmente. Si el ser humano lograra controlar por completo la telomerasa se erradicaría completamente con el cáncer. Hasta que se logre hacer esto se deben realizar estudios como este para buscar distintas alternativas.