dilluns, 18 de maig de 2009

Descubren Otro Gen Supresor de Tumores

Un equipo de investigadores de los Institutos Nacionales de Salud ha identificado un gen que suprime el crecimiento tumoral en el melanoma, la clase más letal de cáncer de piel.

Los análisis hechos por este equipo de investigación han desvelado que la cuarta parte de los tumores de melanoma humano examinados registraron cambios, o mutaciones, en genes que codifican enzimas MMP.

Los hallazgos logrados con este estudio sientan las bases para desarrollar estrategias de tratamiento contra el cáncer más personalizadas.
Los genes supresores de tumores codifican proteínas que sirven normalmente como freno en el crecimiento de la célula. Cuando dichos genes sufren una mutación, el freno puede ser retirado, resultando ello en el crecimiento descontrolado de la célula conocido como cáncer.

Por el contrario, los oncogenes son genes que codifican proteínas que intervienen en el crecimiento normal de la célula. Cuando dichos genes son mutados también pueden causar cáncer, pero lo hacen activando señales que promueven el crecimiento.

Las terapias contra el cáncer que están orientadas a los oncogenes buscan usualmente bloquear o reducir la acción de estos, mientras que las dirigidas a los genes supresores de tumores tienen como objetivo tratar de restaurar o incrementar la acción de tales genes.
El nuevo estudio podría ayudar a explicar la decepcionante eficacia de medicamentos diseñados para tratar el cáncer mediante el bloqueo de las enzimas MMP. Debido a que se pensaba que los miembros de la familia del gen MMP eran oncogenes, y muchos tumores expresan altos niveles de enzimas MMP, los investigadores han pasado décadas persiguiendo a los MMPs como objetivos prometedores para terapias contra el cáncer. Sin embargo, cuando los inhibidores MMP fueron probados en personas con una gran variedad de cánceres, los medicamentos no consiguieron retardar el crecimiento del tumor, e incluso en algunos casos lo aceleraron.

Ahora resulta que uno de los genes MMP que muta con mayor frecuencia en el melanoma no es un oncogén en absoluto. En su estudio, el equipo dirigido por especialistas del Instituto Nacional de Investigación del Genoma Humano (NHGRI, por sus siglas en inglés) descubrió que el MMP-8 actúa realmente como un gen supresor de tumores en el melanoma. Por consiguiente, en el 6 por ciento estimado de pacientes con melanoma cuyos tumores contienen un gen MMP-8 mutado, o uno o más supresores tumorales relacionados, no sería adecuado bloquear todos los MMPs.
resultados del estudio sugieren que un enfoque mejor podría ser el de buscar medicamentos que restauren o incrementen la función del MMP-8, o fármacos que sólo bloqueen a aquellos MMPs que son realmente oncogenes.


Aquí un video relacionado con el gen supresor de tumores:

2 comentaris:

yEdo ha dit...

Una noticia muy interesante!
Aquí se demuestra la diferencia en cuanto a los resultados obtenidos en experimentos realizados con los inhibidores en este caso de MMP y los resultados a la hora de la aplicación posterior en personas.Y por lo tanto reflejan la complejidad y la dificultad que estas investigaciones suponen aún conociendo los mapas genéticos tanto del ser humano como de estas enzimas MMP.
También vemos que la ciencia se equivoca,puesto que lo que se pensaba en un principio que era un oncogén que intervenía en el crecimiento normal de la célula se ha descubierto que se trata de un gen supresor de tumores celebrar lo que provoca un cambio dástico en su función y también a la hora de actuar sobre estos genes para suprimir el crecimiento tumoral en el melanoma.

Rafa Mollà ha dit...

Molt bo el post, i també el comentari