dilluns, 11 de maig de 2009

¿Productos bioactivos en las dietas del futuro?

La Fundación del Observatorio de Prospectiva Tecnológica e Industrial (Opti) junto con el centro de investigación Ainia con el nombre "Prospectiva sobre Nutrigenómica, Alimentación y Salud" han hecho un estudio para en un futuro incluir unos alimentos denominados "productos bioactivos" en nuestra dieta.

Estos productos se derivan de la nutrigenómica,la cual se encarga del estudio de la genética para aplicarla en la nutrición, y que permitirá crear productos que mejoren la calidad de los alimentos. Integrando unos alimentos "inteligentes" en nuestras dietas, se contribuirá a ganar en salud.

De esta manera, las técnicas ómicas (genómica, metabolómica y transcriptómica) durante un período de tiempo relativamente corto, estudiarán primero los factores que ayudan a contribuir una seguridad alimentaria. Más tarde, verán qué efectos pueden causar en la población para así entre el 2015 y 2020, se empiecen a incorporar estos productos en la vida cotidiana mejorando aspectos como las funciones cerebrales (pérdida auditiva, alzheimer...), disminuir el deterioro óseo-muscular e incluso se logrará mejorar en aspectos estéticos (evitar la caída del cabello, hidratación de la piel...).

La finalidad del proyecto es que para más o menos el año 2025, se puedan establecer dietas mucho más personalizadas que nos ayuden a tener una mejor salud y calidad de vida. Así pues, éste es uno de los proyectos que hoy por hoy trata la biotecnología.

Aquí os dejo un resumen del proyecto.
Para ver la notícia completa pincha aquí.
Aquí y aquí podrás ver otra notícia relacionada.


4 comentaris:

Ana González ha dit...

Una notícia muy interesante, la verdad es que la alimentación es un factor muy importante en nuestra salud.
Y además si se seleccionan especificamente los aspectos más aptos para cada dolencia nos encontramos ante un gran avance. Pero creo que se debería de estar totalmente seguro de los posibles efectos adeversos antes de su incorporación general, quizás en mi opinión las fechas marcadas sean precipitadas.

Belén ha dit...

Me parece un tema muy interesante el tratar de mejorar la calidad de los alimentos mediante la aplicación de la genética en éstos mismos. Todo lo que sea beneficioso para la salud y, como en este caso, nos permita reducir el número de enfermedades o problemas derivados de nuestra dieta, hay que tenerlo en cuenta, muy en cuenta. Aunque ahora nos parezca imposible poder adquirir los alimentos adecuados y especificos para cada tipo de persona, tal y como se nombra en el post, se está estudiando para que dentro d unos años sea posible llevarlo a cabo.

PAULA RUEDA ha dit...

En mi opinión tratar de mejorar tanto aspectos estéticos como intelectuales mediante la alimentación es algo que atenta a la moralidad ,pero sin embargo si se trata de mejorar la salud ya cambia la cosa ,todo lo que haga prosperar la ciencia y la tecnologia ,con avances de última generación nos beneficiara si sabemos realmente utilizarlo

Elena Martínez ha dit...

Siempre que se trate de avances científicos dirigidos a tratar de disminuir la manifestación de cualquier tipo de enfermedad, que quizás pueda llegar a causar la muerte (como puede ser el caso del Alzheimer), estamos a favor de ellos. Pero también hemos de ser conscientes de todo el proceso que se tiene que llevar a cabo para conseguir este tipo de productos (como son en este caso los “productos bioactivos”) y sus posibles efectos adversos en nuestro organismo como ya antes ha comentado Ana. Pueden ser productos centrados en unos objetivos y que se hayan olvidado de otros; pueden ser productos que al mismo tiempo que nos estén curando ciertas anomalías nos las estén creando por otro.
En mi opinión, todo avance dirigido a este ámbito es bueno, pero siempre y cuando antes de aplicarse a nuestros organismos se hayan realizado una serie de estudios y se tenga la absoluta certeza tanto de las mejoras que no pueden aportar como de todos los efectos que pueden llegar a causarnos.