divendres, 1 de maig de 2009

Científicos surcoreanos clonan perros transgénicos de color rojo fluorescente

Las cuatro hembras clónicas de beagle

(sus uñas se ven de color rojo incluso bajo una luz normal)


Científicos surcoreanos han logrado clonar cuatro perros de la raza beagle cuya piel brilla con un color rojo fluorescente. El objetivo del experimento es demostrar la utilidad de este técnica en la investigación biomédica.

Los cuatro perros, todos ellos bautizados con el nombre de 'Ruppy' tienen la misma apariencia que cualquier otro beagle a la luz del día. Sin embargo, bajo rayos ultravioleta, brillan en la oscuridad con un tono rojizo, y tanto sus uñas como su vientre tienen este color incluso bajo una luz normal.

El profesor Lee Byeong-chun, que ha dirigido al equipo científico responsable del experimento, asegura que se trata de los primeros perros transgénicos del mundo a los que se les ha implantado genes fluorescentes. "Lo fundamental de nuestro trabajo no es que los animales brillan con un color rojo, sino que les hemos implantado genes", explicó Lee. Y es que es la primera vez que se logra crear 'copias' exactas de perros transgénicos.

Los científicos surcoreanos extrajeron células de la piel de un beagle, insertaron en su ADN los genes que producen el color fluorescente y los implantaron en óvulos a los que se había extraído previamente todo su material genético. Los embriones clónicos resultantes se implantaron en una hembra de beagle que hizo la función de 'madre de alquiler'.

El pasado mes de diciembre, esta hembra parió a seis cachorras. Dos de ellas murieron, pero las otras cuatro, que son genéticamente idénticas, han sobrevivido. La creación de estos perros demuestra que es posible insertar genes de una determinada característica en esta especie. El hallazgo, por lo tanto, demuestra que sería posible hacer lo mismo con otro tipo de genes que servirían para realizar experimentos biomédicos usando a estos perros como modelos animales y combatir de esta manera toda clase de enfermedades.

De hecho, los autores del experimento afirman que ya han empezado a implantar genes vinculados a enfermedades humanas, como el Parkinson, y consideran que esta metodología podría servir para hallar nuevos tratamientos para enfermedades genéticas.

Kong Il-keun, otro científico surcoreano que creó gatos clónicos en 2007 con una técnica similar, afirma que: "Se trata de un paso adelante, pero lo importante ahora es comprobar si esta técnica servirá para crear animales con genes relacionados con enfermedades".

Aquí os dejo una animación en la cual podréis observar los pasos a seguir para obtener un elemento transgénico.

Enlace con la noticia, publicada el 29/04/09 en el periódico El Mundo.es