dimarts, 10 de març de 2009

Alimentación y migraciones del Carduelis, carduelis o "jilguero".

La alimentación es fundamentalmente vegetal, pero también incluye una pequeña parte de insectos en la epoca de reproduccion. A los jilgueros les gusta sobre todo, las semillas de cardo, negrillo, alpiste,perilla cañamones, nabina, picotean la fruta y todo tipo de plantas silvestres.
Están especializados por la estructura de su pico en comer las de plantas de la familia Compositae, especialmente los cardos, (Carduus y Cirsium) son los favoritos, pero también el Diente de León, Taraxacum officinale, el Cardillo, Senecio vulgaris, y otras plantas (Centauria, Dipsacus, Filipendula ulmaria, Stellaria, etc.).
Pero también comen otras muchas semillas y brotes de plantas y árboles. Los brotes y yemas de los árboles que picotea y come más son los del Olmo, Ulmus, Abedul, Betula, Aliso, Alnus, etc. Estos, al final del invierno, y las plantas y semillas en todas las épocas. En época de reproducción daran pequeños insectos a su prole aportándoles un suplemento de proteínas para completar su desarrollo. Entre los insectos dominan sobre todo larvas de Lepidóptera, Diptera, Hymenóptera y pequeños Coleóptera.En cautividad se les aportaran algun bloque de mineral y hueso de sepia, (que les aportara los minerales y el calcio que les hace falta , aparte de desgastarles y afilarles el pico ) carbon y grit , (para que ayuden a triturar las semillas, por su falta de dientes, y ayuden al transito intestinal), aunque bien sabemos que no se deben capturar debido a que se encuentran en peligro de estinción.
El uso cada vez más frecuente de productos químicos, los llamados fitosanitarios, y de herbicidas, en las actividades agrícolas, ha hecho desaparecer las mal llamadas 'malas hierbas' de setos y orillas de los bancales, de cuyas semillas y brotes dependen esta y otras muchas especies (insectos, aves, vegetales), que a lo largo de cientos de años, han estado acoplándose a los ciclos agropecuarios.



Movimientos:
Paleártico occidental
Especie que se comporta como parcialmente migradora.
Las poblaciones norteñas migran al sur; los cuartes de invierno se sitúan en la zona mediterránea. Las poblaciones meridionales pueden ser sedentarias, errantes, e incluso migradoras hacia el norte de Africa.
La migración es diurna, en grupos más o menos numerosos.
El paso migratorio es prolongado; el grueso de la migración otoñal se produce entre septiembre y noviembre; el de la primavera se produce entre febrero y mayo.


En España se considera un migrador parcial, recibiendo invertantes procedentes de Centroeuropa; el paso otoñal se produce sobre todo en octubre y noviembre, y la vuelta transcurre entre marzo y mayo.
Los individuos ibéricos parecen abandonar mayoritariamente muchas de sus localidades de cría para desplazarse al norte de Africa, dando lugar a una espectacular concentración otoñal en el estrecho de Gibraltar, donde resulta ser el fringílido más abundante en migración al unirse con migradores más norteños; en este sentido se han citado altísimas densidades al sur de Cádiz del orden de 65 aves/10 ha.