diumenge, 1 de març de 2009

Vitamina D

El calcio es un elemento fundamental en la infancia, pero los niños españoles no lo ingieren en las cantidades necesarias.
Es imprescindible para tener huesos sanos y reducir el riesgo de osteoporosis y fracturas a lo largo de la vida.

Sin embargo, es muy fácil tomar el calcio necesario (800-1.300 miligramos por día, según la edad). La leche, los yogures, el queso, algunas verduras y los frutos secos son ricos en calcio.

"Bastan cuatro unidades de lácteos al día para recibir el calcio necesario", indica José Manuel Quesada, del hospital Reina Sofía de Córdoba.

No obstante, el calcio necesita otro elemento para absorberse y para que se forme correctamente el hueso: la vitamina D.

El organismo la adquiere mediante su exposición a los rayos solares o con la ingesta de ciertos alimentos, aunque pocos la contienen (leche, sardinas, ostras).

Curiosamente, algunos estudios realizados en España y otros países mediterráneos, muestran que, a pesar de presumir de sol, su población infantil presenta un importante déficit de vitamina D. Como dice Quesada, "debemos desmitificar la exposición al sol en nuestro país. No adquirimos las suficientes reservas de vitamina D".

La dieta parece ser la única alternativa válida para ingerir la cantidad necesaria. Pero algunos estudios epidemiológicos muestran que los niños españoles no obtienen las cifras necesarias de vitamina D con la alimentación. En Cataluña, por ejemplo, las niñas ingieren cada día 120 unidades, de vitamina D, y los niños, 196; en Canarias, las niñas toman 60 y los niños, 75. Y la cantidad recomendada es de 200 unidades al día.


El estudio Optiford, realizado en cinco países europeos, mostraba un panorama similar: en verano, las niñas españolas tenían un aporte de vitamina D un 17% inferior a lo necesario, y en invierno un 45% menor.

1 comentari:

Rafa Mollà ha dit...

Interessant aquest enllaç següent sobre els aliments enriquits
http://www.senba.es/recursos/pdf/nuevos_alimentos.pdf#page=37