dilluns, 2 de març de 2009

Revelan como vino tinto combate enfermedad de Alzheimer













Conocida como la “paradoja francesa” por los científicos, los franceses a pesar de consumir alimentos ricos en colesterol y grasas saturadas tienen vidas largas y tasas de muerte bajas, debido a la enfermedad cardiaca. Las investigaciones han sugerido que es el vino tinto consumido con todas las comidas grasas que puede ser benéfico, y no solamente para la salud cardiovascular, sino para combatir ciertos tumores e inclusive la enfermedad de Alzheimer (EA).

Ahora, investigadores de Alzheimer en la Universidad de California, Los Angeles , que colaboraban con investigadores del la Escuela de Medicina Mt. Sinaí (Nueva York, NY, EUA), han descubierto como el vino tinto puede reducir la incidencia de la enfermedad. El Dr. David Teplow, un profesor de neurología en UCLA, y otos compañeros suyos demostraron como los compuestos de ocurrencia natural en el vino tinto, llamados polifenoles, bloquean la formación de proteínas que forman las placas mortales que se cree destruyen las células cerebrales, y aún más, como reducen la toxicidad de las placas existentes, reduciendo así el deterioro cognoscitivo.

Los polifenoles comprenden una clase química con más de 8.000 miembros, muchos de los cuales se encuentran en altas concentraciones en el vino, las nueces, las bayas, el cacao y varias plantas. Las investigaciones anteriores han sugerido que estos polifenoles pueden suprimir o prevenir la acumulación de fibras tóxicas compuestas principalmente de dos proteínas, Aß40 y Aß42 que se depositan en el cerebro y forman las placas que se han asociado, por mucho tiempo, con la EA(enfermedad del Alzheimer). Hasta ahora, sin embargo, nadie ha entendido la mecánica de cómo funcionan los polifenoles.

El laboratorio del Dr. Teplow ha estado examinando como el beta amiloide (Aß) está involucrado en la EA. En este estudio, los investigadores monitorizaron la forma en que las proteínas Aß40 y Aß42 se doblaban y se pegaban entre sí para producir agregados que destruyen las células nerviosas en ratones. A continuación, trataron las proteínas con un compuesto polifenólico extraído de las semillas de las uvas. Descubrieron que los polifenoles actuaban de dos formas: suprimían la formación de los agregados tóxicos de Aß y disminuían la toxicidad cuando se combinaban con las Aß antes de que se añadieran a las células cerebrales.“

Lo que encontramos es muy directo”, dijo el Dr. Teplow. Si las proteínas Aß no se pueden juntar, no se pueden formar los agregados tóxicos, y por lo tanto, no hay toxicidad. Nuestro trabajo en el laboratorio y el trabajo del Dr. Giulio Pasinetti en el del Mt. Sinaí, en ratones sugiere que la administración del compuesto a los pacientes con Alzheimer podría bloquear el desarrollo de estos agregados tóxicos, prevenir el desarrollo de la enfermedad y mejorar la ya existente”.

Según el autor están planeados ensayos clínicos en humanos en un futuro cercano, pero aun se tiene que investigar mas sobre esta tecnica ya que puede tener alguna contraindicación. “Actualmente no existen tratamientos que modifiquen la enfermedad de Alzheimer y los ensayos clínicos iniciales de varias drogas candidatas han sido desalentadores”, concluyó el Dr. Teplow. “Por esto creemos que esto es un paso siguiente importante”.




Enlace relecionado:http://www.bio.puc.cl/vinsalud/boletin/51alzheimer.htm
http://www.diariomedico.com/edicion/diario_medico/especialidades/neurologia/es/desarrollo/1162514.html

1 comentari:

Rafa Mollà ha dit...

Se sabia de la influència dels polifenols en els problemes cardiovasculars, però jo no tenia coneixement sobre la possible influència positiva en la malaltia d'Alzheimer