divendres, 21 de desembre de 2012

ALIMENTOS ANTI CANCER

                                            ALIMENTOS ANTI CANCER

Té verde
Rico en polifenoles,y reduce el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, necesarios para el desarrollo del tumor. Es además un potente antioxidante y detoxificante, pues activa las enzimas del hígado que eliminan las toxinas del organismo, y facilita la muerte de las células cancerosas por apoptosis.

Cúrcuma y curry
La cúrcuma es el antiinflamatorio natural más potente identificado a fecha de hoy. Ayuda a estimular la apoptosis de las células cancerosas y a inhibir la angiogénesis. Reduce el crecimiento del tumor.

Verduras crucíferas
Las coles  contienen sulforafano e indo-3-carbinoles, dos poderosas moléculas anticáncer, capaces de eliminar ciertas sustancias cancerígenas. Promueven la apoptosis de las células cancerosas y bloquean la angiogénesis.
                                                      
Ajo, cebolla, puerro, chalota, cebolleta
Los compuestos azufrados de esta familia reducen los efectos cancerígenos de las nitrosaminas y de los compuestos n-nitroso, que se generan en la carne asada, frita, quemada.
Todas las verduras de esta familia ayudan a regular los niveles de azúcar en sangre, y a su vez reduce la secreción de insulina y el crecimiento de las células cancerosas.

Verduras y frutas ricas en carotenoides
-Las zanahorias, la batata, el calabacín amarillo, la calabaza, ciertas variedades del calabacín naranja, el tomate, el caqui, los albaricoques, la remolacha y todas las frutas de color (naranja, rojo, amarillo, verde) contienen vitamina A y licopeno, con capacidad de inhibir el crecimiento de las células tumorales, algunas especialmente agresivas como las de los gliomas.
-La luteína, el licopeno, el fitoeno y la cantaxantina estimulan el crecimiento de las células inmunitarias e incrementan su capacidad de atacar las células de los tumores. Hacen que las células NK resulten más agresivas.
-El tomate y la salsa de tomate
-El licopeno del tomate tiene que ver con un mayor superviencia en aquellos casos de cáncer de próstata en que el hombre consume salsa de tomate en dos comidas a la semana.

Soja
La isoflavonas de la soja bloquean la estimulación de las células cancerosas por las hormonas sexuales (los estrógenos y la testosterona). También intervienen bloqueando la angiogénesis.

Setas
La shiitake, maitake, enoki, cremini, portobello, seta común y la seta de cardo contienen todas ellas polisacáridos y lentinano, que estimulan la reproducción y la actividad de las células inmunes.
                                                       
Hierbas y especias
Las hierbas empleadas en la cocina, (romero, el tomillo, el orégano, la albahaca, la hierbabuena, etc.), son muy ricas en aceites esenciales de la familia de los terpenos, a los que deben su fragancia.
Reducen la expansión de las células y bloquean las enzimas que necesitan para invadir tejidos cercanos.

Algas
Muchas variedades de algas contienen moléculas que frenan el crecimiento del cáncer, sobre todo el de mama, próstata, piel y colon.. La fucoidina, presente en las algas, ayudan a provocar la muerte celular por apoptosis y estimulan las células inmunes. La fucoxantina es un carotenoide  y es aún más efectivo que el licopeno en su capacidad para inhibir el crecimiento de las células de cáncer de próstata.
-Las algas marrones alargan el ciclo menstrual gracias a su efecto antiestrógenos
-La nori es una de las extremadamente raras especies vegetales que contienen ácidos grasos omega-3 en cadenas largas,las más eficaces contra la inflamación, e indispensables para el adecuado funcionamiento de las neuronas.

Los ácidos grasos omega-3
Los omega-3 de cadena larga, presentes en los pescados grasos reducen el crecimiento de las células cancerosas en gran variedad de tumores.
Las mejores fuentes de pescado graso son los  de menor tamaño, como las anchoas enteras, la caballa y las sardinas. El salmón también es una buena fuente de omega-3.

Alimentos ricos en selenio
El selenio es un oligoelemento que estimula las células inmunes y en especial las NK. Por otra parte, el selenio potencia los efectos de los mecanismos antioxidantes del organismo.

La vitamina D
Reduce el riesgo de padecer toda una serie de cánceres.
Los alimentos que más vitamina D contienen son: el aceite de hígado de bacalao, el salmón, la caballa y las anguilas.

Los prebióticos
Son los que contienen polímeros de fructosa, que estimulan el desarrollo de las bacterias prebióticas. Algunos ejemplos serían: el ajo, la cebolla el tomate, los espárragos, el plátano y el trigo.

Las frutas rojas
Las fresas, las frambuesas, los arándanos, las moras contienen ácido elágico, así como gran cantidad de prolifenoles, que estimulan los mecanismos de eliminación de sustancias cancerígenas e inhiben la angiogénesis.
                                                                   

Los cítricos
Las naranjas, las mandarinas, el limón y el pomelo contienen flavonoides antiinflamatorios. Estimulan la desintoxicación de sustancias cancerígenas por parte del hígado.
Los flavonoides de la piel de la mandarina sobre gliomas malignos, facilitan su muerte por apoptosis y reducen su capacidad de invadir tejidos cercanos.

El zumo de granada
Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes ya son conocidas, así como su capacidad para reducir sustancialmente el desarrollo del cáncer de próstata.

El vino tinto
Contiene muchos polifenoles, entre otros el resveratrol. Estos polifenoles se extraen en la fermentación.
El resveratrol actúa en unas enzimas llamadas sirtuinas, conocidas por su poder de protección de las células sanas contra el envejecimiento. También puede frenar las tres fases del desarrollo del cáncer (iniciación, promoción y progresión) al bloquear la acción del NF-kappaB.

El chocolate negro
Contiene gran cantidad de antioxidantes, proantocianidinas y muchos polifenoles. Estas moléculas frenan el crecimiento de las celulas cancerosas y limitan la angiogénesis.

webgrafia

http://www.galiciacancer.com/index.php?option=com_content&view=article&id=73&Itemid=64