dissabte, 1 de desembre de 2012

La vulnerabilidad de las especies marinas

Un nueva investigación realizada por un grupo de científicos indica el porque algunos animales marinos son más propensos a extinguirse que otros, mediante un estudio sobre los fósiles marinos, partiendo de la idea de que los más "raros" son los más propensos a extinguirse.

Por "raro" se entiende que estas especies viven en hábitats muy restringidos, o son poblaciones pequeñas, o ambos. Un ejemplo sería la Pseudorca crassidens, un cetáceo que se puede encontrar en océanos de todo el mundo, pero sus poblaciones son pequeñas. Por otra parte, los pingüinos Eudyptes sclateri, son abundantes pero sólo en zonas concretas.

Dicho equipo quiso averiguar qué aspectos de la "rareza" predicen mejor por qué algunas especies sobreviven y otras se extinguen. El océano forma un 70% de la superficie de la Tierra, pero al ser difícil obtener información de los animales del agua se sabe poco sobre el riesgo de extinción de estos. Así, mediante el estudio de los fósiles marinos obtuvieron el desarrollo de las extinciones oceánicas en el pasado para predecir la vulnerabilidad de especies en el futuro. Después del gran análisis de datos fósiles de invertebrados marinos, se denominó que  los animales marinos presenten en pequeñas áreas han sufrido el peor impacto, incluso cuando son abundantes sus poblaciones.

En mi opinión creo que no se debería de descuidar las especies marinas, ya que son igual de importantes que las terrestres, e igual que se cuida de los animales en extinción de la tierra, también debería haber un gran cuidado por los animales marinos, y aunque sea difícil obtener estos datos, con las nuevas tecnologías o inventando otras se debería de hacer lo imposible por evitar su extinción, ya que se encuentran en poca proporción deberían de ser vigiladas estas zonas.