dijous, 27 de desembre de 2012

CÉLULAS VENCEN LA LEUCEMIA


  CÉLULAS INMUNITARIAS ALTERADAS VENCEN LA LEUCEMIA

La pasada primavera, una niña que entonces tenía seis años, estaba al borde de la muerte. Su leucemia se había reproducido por segunda vez después de la quimioterapia, y a los doctores no sabian que hacer. Desesperados por salvarla, sus padres la llevaron a probar un tratamiento experimental. Hasta entonces no se había intentado en niños ni en nadie con el tipo de leucemia que tenía la  niña. El experimento usaba un tipo de virus inactivado para reprogramar el sistema inmune de la niña para que atacara a las células cancerígenas. El tratamiento casi la mata, pero siete meses después sigue libre de cáncer.

Aunque esto parezca una historia de un libro, no lo és. La niña tiene un nombre que es Emma, y vive en EEUU.

Para llevar a cabo la terapia, los médicos extrajeron de la paciente millones de células T, un tipo de glóbulos blancos, y les insertaron genes, los cuales son capaces de matar las células cancerígenas. Emma había sido diagnosticada con cinco años de una leucemia linfoblástica aguda.

La leucemia linfoblástica es un cáncer de la sangre y la médula ósea. Este tipo de cáncer empeora de forma rápida si no se trata. Es el tipo de cáncer más común en los niños.
Si todo está bien, la médula ósea elabora células madre sanguíneas (células inmaduras) que con el tiempo se vuelven, células sanguíneas maduras. Una célula madre sanguínea se puede volver una célula madre mieloide o una célula madre linfoide.
                                                           

Emma sobrevivió, y a las 11 horas los médicos vieron la causa del proceso: su interleukina-6 se había disparado, pero, había un fármaco para bajarla: un medicamento que se usaba para tratar la artritis reumatoide. La niña permaneció una semana sedada.Pero tuvo mucha suerte y el 2 de mayo el personal de la unidad de cuidados intensivos le cantó el Cumpleaños feliz.

Se trata de una terapia, desarrollada en la Universidad de Pensilvania, aunque también se está ensayando en otros lugares. Tres adultos tratados en ese centro han tenido también una remisión completa de su cáncer. De ellos, dos llevan bien más de dos años.
Hay que pensar que el periodo para considerar superado un cáncer son cinco años. En otros casos los resultados no han sido tan buenos, pero aún así, expertos en oncología piensan que se trata de un método muy prometedor, ya que incluso en esta fase tan temprana de ensayos ha funcionado en casos desesperados.
                                                 

Pero como todo, esto también tiene sus partes malas:
  -El primer síntoma de que está funcionando es que el paciente enferma gravemente, con temblores y fiebres.
  -También se pueden anegar los pulmones.
  -Causar peligrosas caídas de tensión.

WEBGRAFÍA

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/12/10/actualidad/1355165623_807954.html
http://www.cancer.gov/espanol/pdq/tratamiento/LLAinfantil/Patient/page1