diumenge, 12 de març de 2017

Preservación de los demonios de Tasmania

El demonio de Tasmania, un marsupial carnívoro, está cada vez mas amenazado a causa de una contagiosa enfermedad que les provoca tumores faciales y que está devastando las poblaciones de este animal. Por tanto, se esta llevando a cabo una investigación para tratar de lograr la desaparición de estos tumores.

En las ultimas dos décadas las poblaciones de demonios de Tasmania en Australia se han reducido mas del 80%, por lo que la especie se encuentra en peligro de extinción. Como se ha dicho anteriormente este declive es debido a un cáncer contagiado, posiblemente, a través de las mordeduras que se provocan entre ellos.

Esta enfermedad se manifiesta con la aparición de tumores en la cara y en el interior de la boca que terminan provocando la muerte del animal extendiéndose por todo el cuerpo o incapacitando a los animales para seguir alimentándose; la enfermedad no ha dejado de expandirse desde 1996.

Un ejemplo de la rápida desaparición de este marsupial es el Parque Nacional de Freycinet (isla de Tasmania) donde la población se reduce a la mitad cada año y se prevé que desaparezca entre los 10 o 15 años siguientes a la aparición de la enfermedad.

Un grupo de científicos de la Universidad de Tasmania han centrado su trabajo durante los últimos seis años en estudiar el sistema inmunitario de estos animales para lograr una cura. Se sabe que el demonio de Tasmania es capaz de generar una respuesta inmune frente a la DFTD.

Los científicos utilizaron la inmunoterapia en siete ejemplares enfermos para tratar sus tumores con un tamaño importante y se observó que en tres meses esos tumores fueron disminuyendo llegando incluso a desaparecer.

Greg Woods, uno de los científicos y autores del trabajo, afirmó que era la primera vez que se podía decir con seguridad que la inmunoterapia ha encogido el tumor. En estos momentos la investigación se centra en hacer esta vacuna mas efectiva.

Resultado de imagen de demonio de tasmania tumor facial