dissabte, 4 de març de 2017

LA INMUNOTERAPIA CONTRA EL CÁNCER; RECETA 100% ESPAÑOLA..


NO es de extrañar en estos tiempos modernos, rodeados de enfermedades que nunca imaginamos que podrían existir, que se haya creado una receta contra el cáncer. Aunque lo mas insólito y que se ha convertido en motivo de orgullo para todos nosotros, es que este descubrimiento ha tenido lugar nada más y nada menos que en la provincia de Valencia, aunque actualmente se está ensayando en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid.


Aunque lo principal y lo más importante es el descubrimiento en sí por supuesto, y es que este tratamiento es algo totalmente innovador dentro del mundo de las inmunoterapias. Para empezar éste es un tratamiento biológico que consiste en crear un virus sintético con una cadena doble de ARN. Una vez dentro del organismo, éste se introduce dentro de las células cancerígenas por las que siente especifidad y las altera, de manera que las células malignas se estresan y comienzan un proceso de autofagia, es decir, se consumen a sí mismas.


Además no solo eso, sino que la manera en como nuestro virus sintético se introduce en el organismo resulta bastante atractiva, ya que éste se inyecta directamente en el tumor, hecho que detiene la posibilidad de sufrir toxicidades generalizadas y permite usar dosis mayores. Lamentablemente este método es aplicable de momento a cánceres dermatológicos subcutáneos   y ganglionares, por lo que todavía no existe la posibilidad de tratar cánceres cerebrales y pulmonares, aunque no se descarta la posibilidad de que en un futuro pudiera ser esto posible.

Por último cabe hablar de los ensayos, los cuales han sido planificados en grupos de 5 personas que se van incorporando de a poco para asegurarse que no hay efectos adversos graves, y podemos ser positivos ya que hasta el momento los resultados han sido favorables, el objetivo es sencillo: obtener una imagen del antes y el después de la inyección y ver el primer efecto.

Y supuesto no vale hacerse ilusiones, y es que esto no significa que este fármaco por sí solo vaya a curar el cáncer; está claro que todavía le falta un largo proceso de desarrollo, muchos viajes y unos muy buenos resultados para que se convierta en el método definitivo de la cura contra el cáncer.